Oleo del maestro Demetrio Jiménez

 

Informe Especial

 

Cuentas Nacionales de Salud


 

Colombia: Gasto en salud 1993 - 2002

 

El Programa de Apoyo a la Reforma del Ministerio de Protección Social en conjunto con el Departamento Nacional de Planeación, han dado a conocer una versión preliminar de las Cuentas de Salud, estudio a acargo del consultor Gilberto Barón.  Advierte que esta versión está sujeta aún a revisión y ajustes para su publicación oficial.

Aún sin estos posibles últimos ajustes, especialmente relacionados con las dificultades para establecer con precisión el gasto privado o directo de los ciudadanos a partir de las encuestas nacionales del DANE, las cifras muestran con crudeza la realidad que es preciso asumir y que destacamos en los siguientes gráficos elaborados por Salud Colombia.

En primer lugar, el gasto per cápita en salud ha venido creciendo en pesos corrientes ininterrumpidamente, con excepción del año 2000, donde se notaron los efectos de la crisis económica y el ajuste de las EPS públicas.

Al traducir los pesos corrientes a dólares, se observa que el gasto en salud aumentó notoriamente, de 112 a 269 dólares en el periodo 1993-1997 y que desde ese año viene reduciendose hasta alcanzar los 157 dólares per cápita en 2002. Desde luego la curva en dólares se ve afectada por los fenómenos de revaluación y devaluación del peso.

Grafico 1

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Por ello la mirada en pesos constantes es más relevante desde el punto de vista del análisis nacional del gasto en salud. El resultado en valor constante fijado en el estudio en pesos del año 2000, es igualmente un importante incremento entre 1993 y 1997, de 255 mil a 425 mil pesos, es decir un incremento del 66 por ciento en estos cuatro años, que no se logra sostener, especialmente por dos grandes caídas, la primera en 1998 y la segunda en el año 2000. 

Grafico 2

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Tanto en pesos contantes como en dólares se observa que el gasto se estabiliza los últimos años en aproximadamente 345.000 pesos per cápita y US 158 dólares.

Grafico 3

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

El gasto en salud, en pesos constantes del 2000, ascendió un 80% entre 1993 y 1997, desde 9.5 billones hasta 17 billones. Posteriormente muestra los descensos de 1998 y el año 2.000, para estabilizarse cerca de los 15 billones en 2001 y 2002. Al desagregar el gasto en salud en sus principales componentes se observa que el rubro que más se reduce es el del gasto privado, integrado por seguros privados, medicina prepagada, planes complementarios, SOAT y el gasto directo o de bolsillo. Es este último el que más se afecta, pero también resulta la cifra más dudosa del análisis, pues mientras en este estudio se señala un gasto de bolsillo reducido, de 2.92 billones en 1998 y 1999, el estudio de cuentas nacionales difundido en 2001 por el DNP mistraba un gasto de bolsillo para los mismos dos años de  4.2 billones.

Grafico 4

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

El gasto en salud, como proporción del Producto Interno Bruto del país, según el estudio, ascendió del 6.2 al 10.1 entre 1993 y 1997 e igualmente muestra dos grandes caidas en 1998 y 2000, para estabilizarse en 8,5% en 2001 y 2002.

Grafico 5

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Al observar los grandes componentes por separado, se observa que el gasto en seguridad social, Régimen Contributivo (incluye regímenes especiales)  es el que más ha crecido, al pasar del 1,6% del PIB en 1993 al 3.7% en 1999. Muestra una caída importante en el 2000 y posteriormente se estabiliza alrededor del 3% del PIB. 

El gasto público (incluye todos los gastos de la Dirección del Sistema y entidades adscritas como también todos los gastos de las direcciones seccionales y locales de salud e incluso el Régimen Subsidiado) creció del 1,4% al 3.4% en el mismo priodo, desciende ligeramente en el año 2000 y vuelve a crecer los últimos años para alcanzar el 3.7%.

El gasto privado, según el estudio, desciende desde un 4% sostenidos entre los años 94 y 97 al 1,7 % en el año 2002. Este descenso ha sido en realidad sostenido desde 1994, al menos en terminos porcentuales, pero no resulta razonable una caida de 1.6 billones de pesos (corrientes) en 1.998.

Grafico 6

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

En la siguiente gráfica de áreas, calculada en pesos constantes del 2000, se observa el crecimiento permanente del gasto público total y el gasto en seguridad social, junto con el fuerte descenso en importancia del gasto privado.

Grafico 7

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Del estudio es posible separar el comportamiento del los Regímenes Contributivo y Subsidiado y observar la gran diferencia de recursos entre ambos. 

Grafico 8

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Sin embargo, debe aclararse que en las cifras del Contributivo se incluyen tambien los Regímenes Especiales. En el siguiente gráfico se observa el peso relativo en el gasto de los diversos agentes, con el gran crecimiento de las EPS privadas en este Régimen y la reducción de las públicas y adaptadas.

Grafico 9

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Es notoria en las cifras la caída del gasto de las EPS públicas en el año 2000, sólo parcialmente compensada por el incremento en las EPS privadas, lo que explica la caida del rubro global del Régimen Contributivo en este año.

Grafico 10

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Por otra parte, se observa que el gasto en salud de las Direcciones departamentales y municipales de salud creció notoriamente entre 1993 y 1997, fundamentalmente con base en los ingresos corrientes de la nación originados en la Constitución de 1991. Después se observa una estabilidad relativa de estos recursos, que incluyen financiamiento hospitalario y del PAB, así como las Direcciones de Salud. Comprenden todos los gastos de funcionamiento e inversión. No incluyen el Régimen Subsidiado.

Grafico 11

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Al sumar a este gasto de las Direcciones el gasto en el régimen Subsidiado se podría hablar del total de subsidios de oferta y demanda asignados por el Estado, a nivel nacional, departamental o municipal, cifra cercana a los cinco billones de pesos para los últimos años, para la mayoría de la población colombiana, cifra que resulta inferior a la del Régimen Contributivo, que cubre poco más del 30% de la población.

Grafico 12

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Si el Régimen Subsidiado, por otra parte, se agrupara como gasto en Seguridad Social, separándolo del gasto público directo, el gasto total de seguridad social en salud equivaldría al 4% del PIB, el gasto público directo entre el 2,5 y el 2,7% del PIB y finalmente el gasto privado, que consideramos subestimado, del 1,7 al 1,8% del PIB.

Grafico 13

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Los cuatro principales gastos, aislados del gasto de la Dirección del sistema y sus entidades adscritas,  se resumen en el siguiente gráfico. En el se observa cláramente el crecimiento del gasto en seguridas social, la estabilidad del restante gasto público y la reducción notoria del gasto rivado y de bolsillo.

Grafico 14

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

Al convertir la gráfica de estos cuatro componentes a porcetajes, se observa con claridad que el gasto privado ha descendido desde el 50% del total del gasto hasta un 18%, mientras que el gasto total del Estado a través de las Direcciones departamentales y municipales de salud ascendió del 20 al 40% en peso porcentual y la seguridad social contributiva incrementó su participación del 30% hasta un 42%.  Si se considera el Régimen Subsidiado el incremento llega al 54%.

Grafico 15

Fuente: Proyecto Cuentas de Salud. PARS. DNP/MPS

ver Gráficos y Cifras de esta edición


Regresar a Portada