Editorial

Salud Colombia www.saludcolombia.com
Una publicación de Inversiones MARCHA Ltda
Editor Félix León Martínez Martín
Administración
Isabel Chaparro Leal
Servidor by Axesnet
Fotografía: Juan José Martínez González
Consejo Editorial:

Carlos Eduardo Castro Hoyos
Alonso Restrepo Restrepo
Julio Cesar Carrillo Fonseca
Abel Fernando Martínez
Comunicaciones E.mail
Editado en Bogotá D.C.

 

Quizás algún día...

Cuando la situación del sector salud parece haber llegado al extremo, al menos en términos de crisis financiera de los hospitales. 

Cuando la cobertura de la seguridad social en salud, derecho irrenunciable de todos los colombianos, se observa por completo estancada ante la falta de recursos. 

Cuando la primera institución de seguridad social y salud del país se acerca a su crisis definitiva.

Cuando profesionales independientes y trabajadores del sector salud ven que sus ingresos o salarios ya no llegan con seguridad.

Cuando clínicas, hospitales, y proveedores se muestran alarmados por las moras y el incumplimiento en los pagos que amenazan arruinarlos.

Entonces, en ese preciso momento que nada parece poder ir peor, el Gobierno muestra su decisión de reducir los aportes para la salud.

En ese preciso momento, el Gobierno debe frenar el crecimiento del gasto social, ligado a las participaciones de los departamentos y municipios en los ingresos corrientes de la nación.

En ese preciso momento el Gobierno busca, mediante reforma constitucional, no tener que cumplir con los aportes al Fondo de Solidaridad.

En ese preciso momento el Gobierno plantea adicionalmente reducir el porcentaje de las participaciones territoriales destinadas a salud.

Sin duda, en adelante, el déficit fiscal del gobierno nacional amainará con tan eficientes medidas para controlar el gasto.

Sin duda, en adelante, la cobertura de seguridad social se estancará y la crisis del sector salud se acentuará.

Sin duda, en adelante, se dirá cuan ineficiente es el sector salud y se enviarán más expertos financieros al rescate.

Sin duda, en adelante, los congresistas, que hoy aprueban la reducción de recursos para el sector, seguirán citando a los Ministros de Salud a rendir cuentas sobre la crisis.

Sin duda, en adelante, siempre habrá allá arriba un Ministro para nombrar y allá abajo un pueblo que deberá esperar, aun más y más. 

Quizás un día se logre el crecimiento económico que permita aumentar el gasto social, que permita mejorar las condiciones de salud, que permita sacar de la pobreza a más de la mitad de los colombianos; o quizás, como señala Amartya Sen, mientras no haya inversión social, mientras subsista la inequidad, mientras no mejore la salud, mientras no haya desarrollo humano, nunca habrá verdadero desarrollo económico.

 


Regresar a portada