Novedades



 

China requiere expertos para apertura en salud

Pekín: El Gobierno chino contratará a extranjeros altamente cualificados para afrontar con garantías la prueba de fuego que supone su inminente entrada en la Organización Mundial del Comercio (OMC), informó la prensa local.

La fuente agregó que en una sola provincia Zhejiang (este de China), nueve empresas están dispuestas a pagar salarios que oscilan entre los 360.000 y 600.000 dólares al año a los expertos extranjeros para que les asesoren en sus negocios.

"China absorberá a talentos de otros países para satisfacer la demanda urgente que tiene de buenos profesionales de cara a su incorporación en la OMC", declaró Wang Xueyuan, director de la Administración Estatal de Asuntos Extranjeros.

Wang agregó que "en los próximos dos años China precisará de  expertos capaces de asesorar a sus profesionales en las áreas de dirección de empresas, promoción de ventas y desarrollo de alta tecnología".  "China desea hacer un gran esfuerzo para dar un salto cualitativo en todos los aspectos tras su ingreso en la OMC, organización a la que aspira a entrar desde hace catorce años", subrayó Wang.

Se espera que China se convierta en el miembro 136 de la OMC a principios de este año, tras sellar en los últimos meses sendos  acuerdos con Estados Unidos y la Unión Europea, lo que obligará a Pekín a abrir sus mercados al exterior.

El gobierno chino es consciente que todavía no está preparado para competir con las grandes multinacionales que se instalarán en los próximos meses en este país, por lo que desea hacer un reajuste a marchas forzadas de su economía para salir airoso del citado reto.

Según Wang, la demanda de asesoría de expertos extranjeros se extenderá, además de a los citados campos, a los sectores sanitario, deportivo, medios de comunicación, cultura y leyes.

 

Venden sus órganos por Internet                 

Pekín: La ansiedad en China por hacer dinero ha llevado a algunas personas a obviar la legislación para anunciar en Internet la venta de su propio riñón a precios que rondan los 300.000 yuanes (36.000 dólares estadounidenses), informa la prensa local.

Los lugares elegidos por estos donantes en potencia son las direcciones de Internet dedicadas a todo tipo de subastas, incluidas las de médula espinal o córnea, a pesar de estar prohibido.

Los responsables de algunos de sitios, como "Netease" advirtieron al diario "South China Morning Post" de que borran todo anuncio de esta índole, pero que no pueden evitar que los interesados lo vuelvan a colocar cuantas veces quieran.

El señor Huang, por ejemplo, pedía 36.000 dólares por uno de sus riñones, anuncio que el periódico se encargó de confirmar con una simple llamada telefónica. Huang explicó desde su teléfono móvil "estar fuertemente endeudado, por lo que necesito dinero", y agregó que el precio era negociable, "aunque sólo acepto efectivo, nada de cheques". La otra condición impuesta por el vendedor de riñón es que la operación tenga lugar en su provincia natal de Zhejiang, situada en la costa oriental de China.

Otro anunciante pide 500.000 yuanes (60.000 dólares) por su riñón, aunque se muestra más flexible, ya que señala estar dispuesto incluso a trasladarse al lugar donde se desee que tenga lugar la operación, siempre que se le cubran los gastos médicos.

Otro diario de la provincia sureña de Guangdong, el "Yancheng Evening News", informaba recientemente de la venta de médula espinal y de córnea a través de subastas en la red, fenómeno que llamó la atención de hasta cinco o seis potenciales clientes. El diario advierte, sin embargo, de que detrás de muchas de estas ofertas se encuentran historias patéticas como la de un preso en la provincia norteña de Henan que vendía cualquiera de sus órganos al mejor postor, pero le fue imposible encontrar comprador porque pedía demasiado. 

   

Mujeres escuchan con dos cerebros y hombres con uno

Washington: Los hombres sólo registran actividad auditiva en un lado del cerebro, mientras que en las mujeres ocurre en los dos lados, según un estudio científico difundido en esta capital.

Para llegar a esas conclusiones se llevó a cabo un estudio entre  20 mujeres y 20 hombres por parte de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana.

El informe se difundió en su totalidad durante la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte y concluyó que esas diferencias no significan que "la capacidad para interpretar lo que se dice vaya a ser diferente".

Joseph Lurito, profesor de radiología de esa Escuela de Medicina, señaló que "no se sabe si esa diferencia se debe a la manera diferente en que se educa a hombres y mujeres, o es una característica propia de sus cerebros".

Los científicos midieron la actividad del cerebro mediante resonancia magnética mientras los sujetos escuchaban pasajes leídos de una novela.  Concluyeron que en la mayoría de los hombres, sólo se registraba actividad en el lóbulo temporal izquierdo del cerebro, mientras que en las mujeres esa actividad ocurría en los dos lados del cerebro.

Los científicos recordaron que el lado izquierdo del cerebro se asocia normalmente con la capacidad auditiva y oral, mientras que el lado derecho se vincula a la capacidad musical y al entendimiento de la relación espacial, más que a escuchar o a leer.

En esa misma asamblea anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte, se dio a conocer hoy que la capacidad de los humanos para reconocer una broma, una situación cómica o reirse está vinculada con algunas funciones en la parte inferior de los lóbulos frontales del cerebro.

El radiólogo Dean Shibata, del Centro Médico de la Universidad de Rochester, señaló que el conocimiento de las áreas del cerebro vinculadas con la risa nos da una idea de la forma en que se procesa el humor, con qué funciones está relacionado y, "en última instancia nos ayudará a entender cómo puede haberse desarrollado", agregó.

"Y esto es importante porque nos da nuevas herramientas para comprender la conducta social y emocional y la forma en que nos comunicamos y cultivamos las relaciones", añadió.

 El de Shibata es el primer estudio que capturó imágenes del cerebro con el uso de la Imagen por Resonancia Magnética Funcional, para determinar cuáles son las áreas del cerebro que se activan cuando experimentamos algo cómico o humorístico. 

 

México inaugura gigantesco Centro de Rehabilitación 

México: El presidente de México, Ernesto Zedillo, inauguró el principal Centro de Rehabilitación de América Latina y la obra más importante en materia de salud de su administración, antes de dejar la presidencia  el 1 de diciembre.

El centro hospitalario, ubicado al sur de la capital mexicana, ocupa 72.000 metros cuadrados e integra a los actuales institutos nacionales de ortopedia, comunicación humana y rehabilitación.

 "Este importante conjunto rebasa los requerimientos de una institución de tercer nivel, está planeado para atender los casos más delicados, con el apoyo sobre todo de la infraestructura necesaria para poner en práctica varios tipos de innovaciones y los programas de terapia más sofisticados", explicó el ministerio de Salud.

El Centro Nacional de Rehabilitación contará con 2.500 especialistas, tendrá capacidad para 258 camas y dispondrá de 15 quirófanos, 61 consultorios y 15 laboratorios, agregó el ministerio.

Además, en el complejo se atenderán 300.000 consultas y se practicarán 14.000 cirugías al año, el doble de todos los servicios que brindan actualmente los institutos de ortopedia, rehabilitación y comunicación humana.

El centro hospitalario contará también con un área de enseñanza, donde se impartirán especializaciones, diplomados y doctorados en medicina de rehabilitación, comunicación humana y ortopedia del deporte, entre otros.

En México, diez millones de personas padecen algún tipo de discapacidad, según datos del ministerio de Salud. 

 

Judios y palestinos, la misma familia genética

Jerusalén: Judíos y palestinos, separados por un conflicto al que no se ve solución, compartieron un paquete genético casi idéntico en la prehistoria, según un estudio de la Universidad Hebrea de Jerusalén (UHJ).

Alrededor de dos tercios de los árabes residentes en el Estado de Israel y en Gaza y Cisjordania, y la misma proporción de judíos del país, son descendientes directos de al menos tres ancestros prehistóricos comunes que vivieron en la zona en el Período Neolítico, hace 8.000 años.

Esta es una de las conclusiones a las que llegó un equipo internacional de investigación dirigido por la profesora Ariela Oppenheim, genetista y hematóloga de la UHJ, en colaboración con especialistas del Hospital Hadasa de Jerusalén.

Los científicos estudiaron la historia genética del pueblo judío y el árabe a través de los cambios que se producen en el cromosoma Y, que determina el gen sexual y que pasa de padres a hijos. En principio, todos los seres humanos tienen la misma secuencia de ácido desoxirribonucleico (ADN) en su cromosoma Y.

En el ADN se producen mutaciones en una cadencia más o menos constante, por lo que se lo puede considerar al cromosoma Y como un "reloj" excelente para medir acontecimientos del pasado. Si se comparan los cromosomas Y de dos grupos étnicos, como palestinos y judíos, se puede saber cuándo vivieron sus antepasados gracias a las diferencias que existen entre dichos cromosomas.

Según Oppenheim, los resultados del estudio "coinciden con documentos históricos de acuerdo con los cuales los palestinos son descendientes de una población antigua, gran parte de cuyos miembros eran judíos que se convirtieron al Islam cuando éste llegó a la antigua tierra de Israel en el siglo VII d.C.".

El estudio revela que el cromosoma Y de los judíos y el de los palestinos que son ciudadanos de Israel, así como el de los que viven en Gaza y Cisjordania, es tan parecido que apenas se lo puede distinguir.

Oppenheim y sus colegas estudiaron a 134 palestinos y a 119 judíos ashkenazíes -provenientes de Europa central y del este- y sefardíes -de origen español y del mundo árabe-, que resultaron tener un antepasado prehistórico común.

El estudio muestra que en su árbol genealógico, árabes y judíos provienen de uno de los tres troncos prehistóricos principales y que en la actualidad tienen impresas en el cromosoma Y las señas de identidad de un antepasado común que vivió en la antigua tierra de Israel hace miles de años.

La genética también desvela los movimientos migratorios del hombre moderno, que apareció en Africa hace unos 150.000 años, y que emigró de allí a todo el mundo a través de Oriente Medio.

El estudio genético permitió comprobar que alrededor de dos tercios de los árabes y judíos tienen un ancestro común, originario del sur de Africa, y que emigró hace unos 100.000 años hacia lo que luego se convertiría en la "Tierra Prometida".

Un 20 por ciento de los judíos y palestinos analizados son descendientes de otro ancestro común mucho más joven y procedente del Africa subsahariana, mientras que el 15 por ciento restante pertenece a un tronco común procedente de Asia Central que emigró a Oriente Medio.

Los investigadores se sorprendieron al descubrir que en determinadas poblaciones palestinas aparecen numerosas similitudes genéticas entre los habitantes; incluso existen en éstos rasgos que se manifiestan con una frecuencia relativamente alta.

Los investigadores descubrieron que una enfermedad genética sanguínea llamada talasemia -cuyos síntomas van desde la falta de hierro hasta problemas infecciosos, traumáticos y renales- aparece entre los palestinos de Cisjordania en una proporción muy alta: 50 por ciento. Ello indica que los palestinos de Cisjordania viven en esa zona desde hace mucho tiempo, y constituyen una sociedad bastante endogámica y genéticamente distinta a la de los palestinos de Galilea (entre los cuales hay un 10 por ciento de probabilidades de padecer talasemia) o de Gaza (15 por ciento).

Además, se descubrió que alrededor de un tercio de los palestinos y otro tercio de los judíos sefardíes pertenecen a un mismo tronco: el que los investigadores llaman "árabe" y cuyo origen se desconoce, pero se piensa se separó hace miles de años del principal "judeo-palestino"

 

Plazo entre embarazos determina riesgo

Londres: Las mujeres que dejan un plazo muy corto o muy largo entre sus gestaciones corren más riesgo de desarrollar complicaciones graves en el embarazo, según un informe que publica la revista  "British Medical Journal".

El documento, elaborado por la Organización Panamericana de la Salud en Uruguay y publicado por la revista en su último número, afirma que el riesgo de muerte para la madre aumenta en más de un 50 por ciento si ésta se queda embarazada nuevamente antes de que hayan pasado seis meses desde su último parto.

En el otro extremo, si pasan más de cinco años antes de una nueva gestación, aumenta el peligro de que la embarazada desarrolle pre-eclampsia o eclampsia, grave complicación del embarazo que  puede causar  incluso la muerte.

Los investigadores, dirigidos por el doctor Agustín Conde Agudelo, examinaron los casos de más de 400.000 mujeres en Latinoamérica y el Caribe. El plazo medio de espera antes de otro embarazo fue de 27 meses, pero el 2,8 por ciento de las mujeres concibieron antes de que pasasen seis meses y una de cada cinco aguardó más de 59 meses.

Las mujeres que esperaron menos de seis meses tenían 2,5 veces más riesgo de morir durante el embarazo que las madres que habían dejado transcurrir entre 18 y 23 meses.

Las mujeres con embarazos demasiado seguidos mostraron también un 70 por ciento más de riesgo de sufrir rotura de membranas y de sangrados en la última etapa de la gestación, y presentaron un 30 por ciento más de riesgo de padecer anemia e infecciones de útero.

Las mujeres que aguardaron más de cinco años para tener otro bebé se mostraron 1,8 veces más propensas a desarrollar pre-eclampsia o eclampsia que las que guardaron un plazo de 18 a 23 meses.

Según los investigadores, las madres que dejan un plazo más corto entre embarazos pueden tener más complicaciones porque sus cuerpos no han tenido tiempo de recuperarse tras la primera gestación. También apuntan que los factores sociales pueden influir, debido a que las mujeres que dejan plazos más cortos entre embarazos suelen ser más jóvenes y gozan de menos cuidados prenatales.

Los expertos consideran también que las mujeres más maduras pueden tener más riesgo de contraer eclampsia o pre-eclampsia porque tras un plazo largo entre gestaciones pierden la "protección" que les proporcionaba el primer embarazo contra esa enfermedad.

 

Médicos practican eutanasia en Bélgica

Bruselas: Un 38 por ciento de los médicos belgas, en su mayoría de medicina general, admiten haber practicado la eutanasia a petición de alguno de sus pacientes o de algún familiar de un enfermo terminal, publica el diario belga La Derniere Heure.

Según datos recopilados en un sondeo hecho por el consorcio europeo ConsEur a petición de la revista especializada Test Santé entre médicos y enfermeras, un 38 por ciento de los doctores "reconoce haber puesto fin a la vida de un paciente a petición del enfermo" o de un familiar.

Un 89 por ciento admite también haber abandonado o evitado comenzar un tratamiento con el fin de no prolongar de forma inútil la vida de un paciente. Un 25 por ciento de los médicos y un 42 por ciento de las enfermeras encuestados consideran que la eutanasia activa es una práctica corriente en Bélgica, mientras que entre los familiares de pacientes fallecidos a causa de un cáncer un 15 por ciento cree que su muerte fue acelerada.

Sólo un 20 por ciento de los médicos y un 36 por ciento de las enfermeras afirmaron no haberse enfrentado nunca con una situación de eutanasia. Un 62 por ciento de los médicos aseguró no haberla practicado nunca.

Un 30 por ciento de los consultados, tanto médicos como familiares de enfermos, reconocieron haber cambiado de opinión sobre la eutanasia después de haber conocido de cerca la experiencia de un enfermo incurable.

Bélgica debate una ley para la reglamentación de la eutanasia, que prevé una despenalización parcial.

 


Regresar a portada