Internacionales



Blair anuncia reforma del tradicional SNS

Londres: El primer ministro británico, Tony Blair, anunció ante el Parlamento su compromiso con la financiación creciente del sector sanitario, pero a cambio de llevar a cabo una gran reforma del sistema de la sanidad pública en el Reino Unido.

El primer ministro resaltó cinco objetivos en ese camino hacia la modernización del sistema: la cooperación entre los distintos agentes, la mejora de la gestión, la calidad de los profesionales, la atención al paciente y la prevención.

Según Blair, el nuevo NHS (sistema de salud público) deberá favorecer la colaboración entre el personal de los distintos centros para evitar problemas de falta de camas u organización y tomará como referencia para la gestión la de los centros que funcionen mejor. El sistema de salud publicó habrá de fomentar además la flexibilidad en la formación del personal, evitar inscripciones innecesarias y agilizar los servicios médicos.

Blair, que ha iniciado ya sus reuniones de trabajo con el titular de Economía, Gordon Brown, el de Sanidad, Alan Milburn, y dirigentes del sector sanitario, dijo que la "fundamental reforma proporcionará a la sociedad unos niveles sanitarios acordes con el siglo XXI".

Según el jefe del Gobierno, es fundamental reducir las grandes diferencias de gasto y gestión en el funcionamiento de las distintas unidades, para avanzar hacia la implantación de modelos eficaces. Dirigiéndose a los profesionales de la Sanidad, el primer ministro comentó: "Nos pidieron el reto de aumentar el presupuesto para la Sanidad. Lo hemos hecho. Llegamos a ese reto y ahora les pido que logren ustedes el suyo".

Blair recordó que la Sanidad recibirá una inyección presupuestaria anual de un 6,1 por ciento sobre la inflación durante los próximos cuatro años, con lo que el incremento global hasta el año 2004 será de más de 30.000 millones de dólares.

"Hemos hecho esto porque creemos en la Sanidad. No queremos que se desplome ni que termine siendo únicamente para quienes no pueden permitirse el lujo de pagar médicos privados", aseguró Blair. El jefe del Gobierno resaltó que no cedería "ante quienes creen que el sistema de salud público tuvo su momento. No es así", aunque es cierto, dijo, que deben adaptarse las directrices que hace 52 años sirvieron de base para su creación.

Los últimos datos oficiales indican que el número de camas en los hospitales públicos del Reino Unido es actualmente de 149.000, frente a las 250.000 que existían en 1960, lo que ha supuesto un descenso de casi un 40,5 por ciento.

El primer ministro dejó claro que será él mismo quien supervise la reforma del sistema sanitario público británico, uno de los que menos dinero reciben por parte de su Estado en toda la Unión Europea. "Es nuestra labor como partido fundador del NHS renovarlo llegado el siglo XXI y vencer a los pesimistas y a los partidarios de su privatización, que desean verlo desmantelado", añadió Blair.

Blair llamará a plebiscito sobre reforma del S.N.S:

Londres: El secretario británico de salud Alan Milburn dijo que su gobierno hará una consulta nacional esta semana sobre vitales cambios en el Sistema Nacional de Salud.

Milburn agregó en una entrevista con el periódico Daily Telegraph que todo el mundo tendrá la oportunidad de decirle al gobierno sobre sus experiencias con el sistema de salud británico y sugerir la forma de hacerlo más enfocado al consumidor.

``The Telegraph'' indicó que el primer ministro Tony Blair lanzará la consulta en un intento de asegurar apoyo popular para lograr la mayor modernización del sistema de salud británico desde que se creó hace 50 años.

 

EE.UU. declara al SIDA amenaza a la seguridad nacional

Washington: La administración Clinton dio un paso sin precedentes al declarar la epidemia global de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) como una amenaza a la seguridad nacional de Estados Unidos, informó el periódico The Washington Post.

En una declaración sin precedentes, de la que daba cuenta en su primera página «The Washington Post», una enfermedad cuyo origen sigue siendo un misterio y que ha provocado ya 16 millones de muertos en todo el mundo es considerada una amenaza semejante a la que en el pasado supusieron las armas nucleares soviéticas o las ambiciones de Sadam Hussein. El informe del Consejo Nacional de Seguridad (CNS), la célula formada por los más altos responsables políticos, militares y de seguridad que asesora directamente al presidente estadounidense en momentos de crisis, ha encendido todas las luces rojas al señalar que la pandemia podría cobrar proporciones catastróficas, derribar gobiernos, alimentar guerras étnicas y minar de forma brutal las democracias y el libre mercado.

Un total de 23 millones de personas están ahora infectados por el virus del sida en el Africa negra, y 5.000 personas más se infectan cada día en la región, de acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud. En el mundo subdesarrollado, la fuente principal del contagio sigue siendo el contacto sexual y la falta de decisivas medidas de control. La pintoresca declaración del presidente surafricano, Thabo Mbeki, que recientemente puso en cuestión que sea el sida la causa de tanta muerte, y las reticencias de la Iglesia católica a favorecer el uso de preservativos no han hecho sino agravar un panorama que en el caso del África austral y central ya cobra proporciones devastadoras, puesto que nada menos que una cuarta parte de la población está amenazada de muerte, y que capas enteras de los sectores más preparados (enseñantes, militares, comerciantes) pueden morir dejando a países que bregan en condiciones dificilísimas para salir del subdesarrollo a los pies de un desastre sin precedentes.

«Lo más aterrador es que empezamos a darnos cuenta de que lo que está ocurriendo en África acaso no sea más que la punta del iceberg», declara al «Post» Sandra Thurman, co-presidenta de la Oficina Nacional para Políticas contra el sida. El temor de la Administración estadounidense no sólo se circunscribe al hundimiento en la miseria, el hambre y la guerra de buena parte de África por culpa de la pandemia, sino el temor a que la enfermedad tenga pronto efectos igualmente insoportables en India, donde el proceso de contagio se está disparando, y en la antigua Unión Soviética, hasta el punto de igualar o incluso superar las proporciones que ahora mismo ya presenta el continente africano.

En febrero pasado se creó una oficina gubernamental en la Casa Blanca para «desarrollar iniciativas para dirigir los esfuerzos internacionales para combatir la plaga». Sin embargo, la Agencia empezó pronto a encontrar serias dificultades.

Una de las principales críticas de los Gobiernos más afectados es que el coste de las medicinas para combatir la enfermedad están lejos de alcance de las economías africanas. «Varios de los países más castigados se enfrentan a una catástrofe demográfica, que empobrecerá todavía más a los pobres y a la clase media y provocará una masa de huérfanos vulnerables a la explotación y la radicalización», se subraya en el informe.

La decisión del Consejo Nacional de Seguridad de implicarse en una batalla de salud pública enlaza con la inquietud reiterada por el secretario general de la ONU, Kofi Annan. El propio vicepresidente estadounidense, Al Gore, anunció en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU dedicada al tema que el Gobierno de Bill Clinton duplicaría el montante de la ayuda para combatir el sida fuera de las fronteras estadounidenses. Sin embargo, la cifra aireada entonces y recordada ayer, casi 400 millones de dólares, representa una gota de agua en un océano de muerte que recuerda a las peores pesadillas de peste y devastación de la Edad Media.

 

Un millón de muertos por malaria al año

Ginebra: Más de un millón de personas, de las que 700.000 son niños, la mayoría en el Africa subsahariana, mueren cada año a causa de la malaria, enfermedad que además impide el desarrollo económico de los países que la padecen.

Los efectos de esta enfermedad en las últimas décadas habrían frenado en más de un 1,3 por ciento anual el crecimiento económico del Africa subsahariana, región donde se registran nueve de cada diez casos, según un informe de la OMS. El informe de la Organización Mundial de la Salud fue publicado con motivo de la primera Cumbre Africana sobre la Malaria, que se realizó en Abuja (Nigeria).

Cada año se registran 400 millones de casos, pero si la malaria se hubiera eliminado hace 35 años, el Producto Interior Bruto del Africa subsahariana podría haber sido este año un 32 por ciento superior, lo que hubiera supuesto 100.000 millones de dólares, cinco veces más que toda la ayuda al desarrollo al continente en 1999. Así lo indica el estudio elaborado por la OMS, en colaboración con la Escuela de Londres de Higiene y Medicina Tropical de la Universidad de Harvard.

El informe indica que desde 1990 la renta per cápita en muchos países del Africa subsahariana ha descendido debido, entre otras razones, a la malaria. Sola o asociada a otras enfermedades, la malaria provoca la muerte de un niño cada 30 segundos y en las zonas endémicas los menores sufren hasta seis procesos palúdicos al año. Los trabajos de investigación han demostrado que la mejora en el acceso a los mosquiteros impregnados con insecticida podría reducir a la mitad la mortalidad por malaria entre los niños, de los que sólo un 2 por ciento duerme en la actualidad protegidos por este tipo de redes.

Por ello, la OMS considera imprescindible que en los próximos cinco años se proporcionen mosquiteros, cuyo precio es de sólo cuatro dólares, a 60 millones de familias africanas, lo que supondría multiplicar por 30 el número actual y que cada niño durmiera protegido.

El ahorro a corto plazo de la lucha antipalúdica se situaría entre 3.000 y 12.000 millones de dólares anuales, lo que justifica la necesidad de destinar 1.000 millones de dólares cada año en el próximo decenio para acabar con esta enfermedad, según la OMS. Si la malaria fuera controlada, la tasa de crecimiento económico de Africa sería mucho más alta; los ingresos familiares aumentarían y el absentismo escolar entre los menores descendería rápidamente.

Los presidentes y jefes de Estado africanos, reunidos desde hoy en Abuja, deberían comprometerse a hacer retroceder la malaria en el conjunto del continente para lograr reducir a la mitad las muertes por esta causa desde ahora hasta el año 2010.

El número de fallecimientos ligados a esta enfermedad en Africa aumenta debido a los cambios medioambientales, movimientos de población, resistencia a los medicamentos y resistencia del mosquito a los insecticidas, además de por las limitaciones de los servicios de salud nacionales.

Por ello, las acciones para luchar contra la malaria deben basarse en la creación de una zona libre de mosquitos en cada casa mediante el uso de mosquiteros; asegurar un rápido diagnóstico y tratamiento; prevenir la enfermedad durante el embarazo, así como detectar y responder lo antes posible a los brotes epidémicos.

En este sentido, se espera que se anuncie un compromiso para mejorar los servicios de salud y la colaboración de los países desarrollados para que cada pueblo africano disponga de mosquiteros y medicinas antipalúdicas a precios razonables.

 

Cobertura total en salud

México: Al término de este año, 99 de cada 100 mexicanos tendrán servicios de salud y sólo quedarán pendientes comunidades muy pequeñas, aisladas, dispersas y sin medios de comunicación, afirmó el presidente Ernesto Zedillo.

Al encabezar la ceremonia conmemorativa del Día Mundial de la Salud 2000, el primer mandatario estimó que al terminar el año se habrán incorporado a los Servicios de salud entre 18 y 19 millones de personas.

En el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de los Pinos, expresó que esta será una de las mayores hazañas de nuestro Sistema de salud en toda su historia y significa "un paso cualitativo hacia el desarrollo con justicia para el que todos trabajamos".

En los últimos cinco años, se han construido 156 hospitales, en un promedio de cada 12 días y este año se construirán 316 centros de salud, 20 unidades de segundo nivel, y 12 unidades de especialidad, añadió.

Otro objetivo central de la reforma al sector salud ha sido fortalecer los programas prioritarios de prevención y control de enfermedades como el Nacional de Vacunación, destacó.

Para este año, apuntó que más de 98 de cada 100 niños en edad preescolar estarán protegidos con el esquema completo de vacunas, que ahora es de 12, en lugar de las seis que se administraban al principio de este gobierno.

"Gracias a la amplitud del Programa de Vacunación se han erradicado de nuestro territorio la poliomielitis, el sarampión, y la difteria y se han reducido sustancialmente los casos de tétanos neonatal, rubéola, tosferina y tuberculosis meningea, entre otros".

En el caso del cólera, recordó que la epidemia se inició en 1991 y que en 1995 se registraron más de 16 mil casos, "ahora ya no podemos hablar de una epidemia, pues se han reducido a muy pocos y afortunadamente ya no se han registrado muertes por esta causa".

Asimismo, a pesar de las inundaciones del año pasado, el dengue hemorrágico y el paludismo disminuyeron 42 y 58 por ciento, respectivamente, en relación con 1998.

En cuando al SIDA, expresó que México experimentó un crecimiento constante durante más de una década, hoy en día se ha estabilizado, pero de ningún modo se bajará la guardia, ni en la atención de los enfermos ni en la campaña preventiva.

La detención y la atención oportuna del cáncer cérvico-uterino y mamario constituyen uno de los componentes básicos del Programa de salud Reproductiva de la Mujer, apuntó. El año pasado la prueba de papanicolau se aplicó a más de seis millones de mexicanas, de las cuales casi la mitad 2.7 millones, lo hicieron por primera vez. Este año, se espera realizar 7.4 millones de pruebas que permitirán detectar a tiempo lesiones curables a unas 185 mil mujeres, señaló.

Esa atención, dijo, ya llega a lugares apartados y marginados, porque son cada vez más las unidades médicas que se han dotado con el equipo necesario para prestar el servicio y han empezado a operar también unidades móviles.

Recordó que desde 1995 se propuso la reforma del sector salud, con el propósito fundamental de dar cobertura a 10 millones de personas que viven en las zonas con mayor marginación del país y que a finales de 1994 no tenían acceso a ningún servicio institucional o profesional de salud.

Con satisfacción, hoy podemos decir que estamos muy cerca de lograr que todos los mexicanos y mexicanas tengan acceso a los servicios de salud, indicó. El presidente Zedillo, apuntó que para evaluar los logros, la Organización Mundial de la Salud, a través de la Organización Panamericana de la Salud, ha estado certificando la cobertura universal que se ha conseguido con tanto esfuerzo en diversos estados.

Hasta 1999, 16 entidades federativas habían sido certificadas, este año 13 más se sumarán a esta certificación. En el paso del siglo XX al siglo XXI, el Jefe del Ejecutivo señaló que se reconoce la capacidad y el esfuerzo de México en la promoción de la salud.

 

Etiquetado obligatorio para los alimentos transgénicos

Bruselas : La Unión Europea (UE) puso en vigor la obligatoriedad de etiquetar todos los alimentos cuyos ingredientes (incluso por separado) contengan más de un 1% de organismos genéticamente modificados, según confirmó la Comisión Europea. Asimismo, todos aquellos alimentos que lleven aditivos y aromas fabricados a partir de organismos transgénicos deberán someterse a las mismas reglas de etiquetado. En España, las organizaciones de consumidores juzgaron positiva la medida, aunque insuficiente, porque exime de informar al público cuando el porcentaje transgénico sea inferior al 1.

La fijación de un límite en el 1% tiene como objetivo pasar por alto la presencia "accidental" de ingredientes transgénicos en alimentos convencionales, según fuentes comunitarias. La Comisión argumenta que en algunas ocasiones se utilizan medios de transporte que dan lugar a la contaminación involuntaria de los productos.

La medida aspira a afrontar reglamentariamente el problema de la presencia accidental de organismos transgénicos en los productos, pero no constituye un etiquetado del tipo Sin organismos genéticamente modificados, subrayó la Comisión.

Además, el umbral del 1%, según la Comisión, intenta responder a la cuestión de los industriales que se encuentran en sus productos con un porcentaje de material que ha sido genéticamente modificado como consecuencia de una contaminación accidental. "El límite del 1%", dijo el portavoz de la Comisión, "aporta una seguridad jurídica a esos industriales". De todas formas, éstos deberán presentar pruebas de que han evitado la utilización de organismos genéticamente modificados como materia prima para sus productos.

La proporción de material accidentalmente transgénico no debe exceder del 1% de cada ingrediente considerado por separado. Por ejemplo, en caso de un producto que contenga almidón de maíz transgénico, el porcentaje permitido será del 1% del almidón en sí, no del producto. Y, puesto que el almidón no constituye más que una pequeña parte del producto que lo contiene, la proporción real de organismos genéticamente modificados en el producto será muy inferior al 1%. El almidón de maíz o la lecitina de soja son aditivos utilizados en numerosas marcas de chocolate, que hasta hoy no han tenido que indicar en sus etiquetas la presencia de transgénicos.

En España las asociaciones de consumidores acogieron favorablemente la medida, aunque con matices. Según Rafael Urrialde, de la Unión de Consumidores de España (UCE), el etiquetado reforzará la información al público, porque hasta ahora, aunque el fabricante debía hacer constar si el producto contenía transgénicos, no siempre era posible para el consumidor comprobarlo. La nueva normativa incentivará que los fabricantes exijan certificados a los proveedores de que las materias primas están libres de ingredientes transgénicos, y también podrán solicitar especificación detallada de la cantidad que contienen.

 

Apoyo a los medicamentos huérfanos

Sevilla: Los medicamentos huérfanos son aquellos fármacos destinados al diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades raras, que no se desarrollan porque no son rentables para la industria. Pero muchos pocos suman un gran mucho, y las 5.000 enfermedades infrecuentes catalogadas por la OMS afectan en Europa a 30 millones de personas.

La Unión Europea apuesta por fin por estos medicamentos. Un nuevo reglamento permitirá articular a partir de marzo un marco jurídico que incentivará su desarrollo. El Acta norteamericana de Medicamentos Huérfanos de 1983 considera una patología rara aquella que afecta a menos de siete casos por cada 5.000 habitantes. En Europa este criterio se establece en cinco enfermos por cada 10.000 personas y en Japón en cuatro.

En términos económicos, enfermedades raras son aquellas que no son tan frecuentes como para asegurar la rentabilidad de los medicamentos destinados a ellas a precios razonables. El criterio económico y no el epidemiológico, es el que condiciona por tanto el desarrollo de estos fármacos.

"Sólo trabajando todos juntos hemos podido llegar a tener en el mercado casi 200 de estos medicamentos huérfanos", resumía Marlene Haffner, ponente del I Congreso Internacional de Medicamentos Huérfanos y Enfermedades Raras. celebrado en Sevilla, el resultado de sus 17 años al frente de la Sección de Medicamentos Huérfanos de la FDA (Food and Drugs Administration) de EE UU.

Cuando Haffner asumió el cargo apenas había en ese país una docena de medicamentos con la característica de huérfanos. "Hoy, de los 841 que nuestra oficina ha registrado, 180 están ya en el mercado con su terapéutica descrita. De ellos se benefician más de 10 millones de personas", explica.

Para alcanzar este éxito, Haffner considera que el Acta de 1983 ha sido fundamental porque exime a estos fármacos de las tasas de registro, apenas los grava con impuestos y otorga la exclusividad comercial durante siete años a los laboratorios que los producen. También incentiva a los investigadores, asesorándoles y facilitándoles recursos.

En éste éxito ha sido determinante, según ella, "el activismo" de las asociaciones de pacientes afectados por estas patologías. Unas patologías que en un 80% son de origen genético y, en similar porcentaje afectan a la población infantil.


270 millones de niños malnutridos

Por Daniel Roth

Pekín, 8 abr (EFE).- Unos 270 millones de niños están malnutridos en China, a pesar de los esfuerzos de la propaganda local por presentar la obesidad como el mayor problema de salud infantil del país, según un reciente informe del Ministerio de Educación.

Casi un 40 por ciento de los estudiantes chinos tiene problemas de malnutrición, mientras que un 38 por ciento está afectado por diversos grados de anemia, de acuerdo con el informe del que se acaba de hacer eco la agencia estatal de noticias Xinhua.

En los últimos años, la propaganda china ha favorecido la aparición de reportajes y estudios sobre la obesidad infantil, que afecta a un ocho por ciento de los menores de cinco años de las zonas urbanas (donde reside un 30 por ciento de la población), presentando una imagen de país desarrollado con exceso de calorías a repartir.

Sin embargo, el supuesto problema de los "pequeños emperadores", hijos únicos sobrealimentados por sus protectores padres, es prácticamente desconocido en la mayor parte de China, donde las dolencias relacionadas con la falta de nutrición y la pobreza triunfan sobre el exceso de grasa.

La poliomielitis infantil, por ejemplo, ha reaparecido en el interior del país, después de haber sido dada por erradicada en 1994, y una epidemia registrada en la provincia de mayoría tibetana de Qinghai en enero pasado obligó al envío de 130 especialistas de todo el país. En diez ciudades y 154 pueblos del distrito de Xunhua, habitado por una minoría étnica, los especialistas se vieron obligados a llevar a cabo una campaña masiva de vacunación entre los niños y adolescentes locales, según la agencia estatal Xinhua.

El raquitismo, endémico en numerosas provincias, ha resurgido de forma preocupante en algunas zonas, y el citado informe ministerial indicó que la altura media de los niños de entre 6 y 15 años en determinadas regiones puede llegar a ser entre 3,3 y seis centímetros inferior a la media nacional.

Las respuestas gubernamentales ante estos problemas han sido, de acuerdo con la mayor parte de los analistas, inadecuadas o inútiles, por culpa de la rampante corrupción estatal y la escasez de fondos. El "Plan de leche de soja estudiantil", lanzado en 1996, fue uno de los intentos de mejorar la nutrición infantil en las escuelas, repartiendo la leche de forma gratuita y diaria, pero no fue más allá de las 22 escuelas primarias y secundarias del país donde se experimentó, según Xinhua.

El 79 por ciento de los ciudadanos, que no se benefician de ningún tipo de cobertura sanitaria, según señaló la ONU en 1999, se ve obligado a acudir a curanderos, medicamentos caseros y alimentos de poca calidad para cubrir las necesidades de sus hijos. El año pasado, 192.000 chinos murieron a consecuencia del consumo de medicamentos sin control facultativo, y un portavoz de la administración farmacéutica estatal reconoció recientemente que la situación del sector es "caótica".

Mientras tanto, los ocasionales niños sobrealimentados de Pekín y Shanghai, o las demás ciudades, donde el número de obesos infantiles se ha duplicado en la última década, reciben la atención mundial, y se sugieren dietas más equilibradas y "tradicionales". En noviembre pasado, un seminario internacional sobre nutrición materna e infantil celebrado en la provincia norteña de Liaoning dio la voz de alarma sobre la obesidad infantil en China, según los medios oficiales, que no reflejaron ninguna preocupación por otro tipo de trastornos de la alimentación. EFE

 

Advierten sobre cepas resistentes del bacilo de tuberculosis

Ginebra: La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió de la propagación de una cepa del bacilo de la tuberculosis "extremadamente mortífera" debido a su resistencia a los fármacos.

La directora general de la OMS, Gro Harlem Brundtland, dijo que por primera vez existen pruebas de que los brotes de tuberculosis fármaco-resistente (PFR) sufridos en la ciudad de Nueva York y después en Rusia "se está reproduciendo en otros lugares".

En 1991 se produjo en Nueva York un brote de tuberculosis PFR que mató a 500 personas y recientemente se ha declarado otro similar en Rusia por el que murieron muchas más personas, pero no existen datos precisos.

En un informe publicado por la OMS en coincidencia con el Día Mundial de la Tuberculosis, se advierte que si los países no actúan rápidamente para reforzar sus medidas de control, las cepas PFR seguirán irrumpiendo en todo el mundo.

Para responder a esta amenaza, representantes de 20 países reunidos en Amsterdam para tratar sobre esta enfermedad anunciarán una ambiciosa estrategia para acabar con la fármaco-resistencia en los países más afectados.

La tuberculosis mata cada año a dos millones de personas, de las que 250.000 son niños, y tiene una incidencia especial entre los enfermos de sida. Cada año unos ocho millones de personas contraen la tuberculosis y la mitad de todos los casos se dan en el continente asiático, pero aunque se calcula que un tercio de la humanidad (2.000 millones) es portadora de esta enfermedad no más de un diez por ciento la desarrolla.

En cuanto los índices de fármaco-resistencia a alguno de los medicamentos usados para curar la tuberculosis, el informe señala que son "especialmente alarmantes" en Estonia (39,9 por ciento), la provincia de Henan en China (35 por ciento), en Ivanonvo Oblas en Rusia (32,4 por ciento) y en Letonia (29,9 por ciento) y también son elevados en partes de India, Irán y Mozambique.

La OMS mostró su preocupación ante el aumento de la tuberculosis PFR en los países en desarrollo, pues aunque "norteamérica y Europa pueden conseguir los miles de millones de dólares necesarios para contener esta emergencia, no así los países más afectados de Asia, Africa y América Latina". Además, las cepas fármaco-resistentes también está creciendo en el mundo desarrollado, por ejemplo en Dinamarca y Alemania, donde desde 1996 se registró un aumento del 50 por ciento en su incidencia.

 

250.000 muertes por tuberculosis al año

Pekín: Cada año mueren en China 250.000 personas a causa de la tuberculosis, enfermedad que causa dos tercios de las muertes por males infecciosos en el país, informó el ministro chino de Salud, Yin Dakui.

"La tuberculosis no sólo representa una seria amenaza para la salud pública, sino que ha obstaculizado el desarrollo económico y social del país", afirmó Yin durante un acto para celebrar el Día Internacional de Prevención de la Tuberculosis.

China, con seis millones de pacientes, de los que dos millones son contagiosos, es el segundo país del mundo, detrás de India, en número de casos de esta enfermedad. Los afectados por la tuberculosis suman también el 70 por ciento del total en la región del Pacífico Occidental.

El ministro explicó que lo inapropiado de los tratamientos y la pobreza han convertido al 41 por ciento de los tuberculosos en pacientes inmunes a los medicamentos contra el mal. Las estadísticas oficiales indican que la incidencia de la tuberculosis en el campo es 2,4 veces superior al de las ciudades.

"Prácticamente ningún otro mal afecta de forma tan directa a las familias e impide el desarrollo económico y social", apuntó Yin, "ya que el 75 por ciento de los tuberculosos tienen edades comprendidas entre 15 y 54 años, y se encuentran por lo tanto dentro del sector de población activa".

El ministro agregó que el riesgo aumenta cuando intervienen factores interrelacionados como infecciones del virus del SIDA y el incremento en el número de inmigrantes. El Gobierno chino ha llevado a cabo un proyecto, en el que ha colaborado desde 1992 el Banco Mundial (BM) con 58 millones de dólares estadounidenses, para tratar a los enfermos de tuberculosis en 1.164 distritos y en 13 provincias y ciudades, que suman una población de 560 millones de habitantes. A finales de 1999 habían sido tratados 1,5 millones de pacientes con tuberculosis contagiosa, de los que un 90 por ciento se había curado.


Regresar a titulares Internacionales

Regresar a portada