Novedades



 

Prometedora medicina contra la Leucemia

Nueva Orleans (EEUU): Varios investigadores estadounidenses anunciaron el desarrollo de un medicamento que parece curar la leucemia y podría revolucionar el tratamiento contra el cáncer.

Señalaron que administraron 300 miligramos diarios de la medicina, llamada STI-571, a 31 pacientes que sufrían una especie, potencialmente fatal, de leucemia mielogenea crónica, caracterizada por una producción descontrolada de glóbulos blancos. En todos, la enfermedad comenzó a disminuir y el número de glóbulos blancos y rojos volvió a su nivel normal.

Los pacientes sufrieron efectos secundarios normales, como espasmos musculares y problemas estomacales, debido a la potencia de las medicinas, administradas en tres dosis diarias. "Cuando comenzamos a ver estos resultados, nuestro entusiasmo fue increíble", dijo el doctor Brian Druker, de la Universidad de Ciencias de la Salud de Portland, en el estado de Oregon (EEUU).

Druker desarrolló la medicina con científicos de Novartis Pharmaceuticals, unidad de la empresa Novartis Ag de Suiza. Sin embargo, el investigador, que presentará los resultados de su estudio ante la conferencia anual de la Sociedad de Hematología de Estados Unidos en Nueva Orleans, advirtió que se necesitan más pruebas para determinar con precisión los efectos a largo alcance de la medicina.

Asimismo, un científico, participante en el estudio, señaló que el STI-571 es parte de un nuevo tipo de medicinas, llamados "inhibidores de señal de transducción", que han abierto un nuevo rumbo en el tratamiento contra el cáncer, ya que atacan las enzimas que causan la leucemia, sin afectar simultáneamente las células sanas.

En general, los actuales tratamientos contra el cáncer tienen profundos efectos extenuantes, debido al alto nivel tóxico de las medidas utilizadas, y el único efectivo para este tipo de leucemia es el trasplante de médula ósea, el cual es "un procedimiento muy traumático", dijo Druker.

El científico expresó que uno de los principales objetivos de la investigación oncológica ha sido determinar cuáles son las células sanas y cuáles las enfermas para que sus diferencias constituyan la base efectiva y menos tóxica de los tratamientos.

"Eso es lo que hemos visto en estos pacientes y la importancia potencial de este tipo de investigación va más allá de la leucemia", manifestó. "Pero es demasiado prematuro hablar de una cura", y las pruebas en centenares de personas continuarán realizándose en el curso del próximo año, señaló.

 

 

Exito de consultas médicas a través de Internet

Amsterdam: La nueva página de internet para realizar consultas médicas, creada por la Asociación de Médicos de Holanda (KNMG), se ha convertido en un rotundo éxito. La página, atendida por un grupo de médicos generales, recibe un promedio de 20.000 consultas a la semana.

Los asuntos de mayor interés para el público son los hábitos alimenticios y las consecuencias para la salud del consumo de tabaco, alcohol, drogas y la práctica del deporte. Los médicos que atienden la página cuentan con abundante material para recomendar a los pacientes la especialidad a la que deben recurrir y les ofrecen números de teléfono y direcciones, entre ellos el de Trimbos, una organización de ayuda a los drogodependientes.

Después de este periodo experimental, el KNMG estudia la posibilidad de realizar "consultas virtuales" extensas, es decir, en las que se incluya un diálogo directo entre médicos y pacientes. La página fue diseñada para atraer a pacientes de todas las edades, aunque los colores y los dibujos animados que la acompañan la han convertido en un éxito entre la población más joven.

 

 

Médicos sin Fronteras honrados para recibir el 2000

Nueva York: Tras recibir el Premio Nobel de la Paz de 1999, la organización Médicos Sin Fronteras logrará el segundo reconocimiento mundial en un mes a su labor, al ser elegida por la ciudad de Nueva York para iniciar la cuenta atrás hacia el 2000.

El comité organizador de la "Fiesta del Milenio", que tendrá lugar el 31 de diciembre en Times Square, ha elegido a esta organización como protagonista central en la celebración de la llegada de un nuevo milenio y que se prevé contará con la presencia de más de un millón de personas.

Esta entidad privada sin fines lucrativos, fundada en París en 1971 y que cuenta con más de 2.000 voluntarios que proveen asistencia humanitaria en unos 80 países, estará representada por la cirujana estadounidense Mary Ann Hopkins, que se incorporó a la organización en 1996.

"Son todos los voluntarios del mundo, representados por la doctora Hopkins, quienes nos ayudarán a seguir buscando la paz y la unidad en nuestro planeta en el milenio que tenemos por delante", señaló Brendan Sexton, presidente de "Times Square Business Improvement Disctrict", durante el anuncio oficial de la elección, que tuvo lugar en un céntrico hotel de Manhattan.

"Espero que mi presencia en este acontecimiento sirva para subrayar la importancia del voluntariado y de la ayuda humanitaria a la gente de todo el mundo", manifestó Hopkins, quien trabaja en el Hospital Bellevue de la Universidad de Nueva York.

La doctora estadounidense, de 36 años de edad, ha trabajado con "Médicos Sin Fronteras" en la localidad de Batticaloa (Sri Lanka), donde durante dos meses fue la única cirujana disponible para una población de 500.000 personas, y en Makamba (Burundi) de donde regresó hace tan sólo dos meses.

La doctora estadounidense declaró que para la organización y para ella misma representa un "gran honor" acompañar a la "capital del mundo" en la entrada a un nuevo milenio, aunque no podía dejar de sentir cierta "turbación y humildad" por el significado de su asistencia a esta conmemoración.

"Mi trabajo con Médicos Sin Fronteras subraya las enormes desigualdades que existen en nuestra sociedad global. Pese a los grandes avances conseguidos en asistencia sanitaria y en tecnología, debemos seguir luchando por que esos logros estén también al alcance de todos", agregó.

Explicó que esta entidad integrada por doctores y enfermeras "no está vinculada a ninguna confesión religiosa, es independiente e imparcial" y que su objetivo prioritario es proveer asistencia sanitaria en áreas afectadas por la guerra, el hambre, las epidemias o los desastres naturales.

Recordó que durante su etapa de estudiante en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard o en sus primeras prácticas hospitalarias nunca se imaginó cuánto se podía hacer con escasos recursos y subrayó el impacto que le produjo trabajar en países que, como en el caso de Sri Lanka o Burundi, el acceso a antibióticos o el uso de equipamiento adecuado es limitado o no existe.

"Como médico formada en EEUU es muy difícil aceptar esto y de hecho no debe ser aceptable para nadie. Tenemos que encontrar formas de reducir el costo de los medicamentos y extender el tratamiento de enfermedades que, como la malaria, afecta a numerosas personas en países pobres", recalcó.

La joven doctora alabó el trabajo de tantos voluntarios que "ayudando a los sin techo aquí en Nueva York o trabajando en campos de refugiados en países lejanos hacen de este mundo un lugar mejor" y aseguró que estos gestos mantienen la esperanza de muchas personas sometidas a terribles adversidades.

La doctora tuvo palabras de recuerdo para sus colegas que permanecen en Burundi, a los que deseó que se encontraran a salvo y que la violencia de la guerra disminuyera hasta el punto de que pudieran también celebrar con sus pacientes la llegada de un nuevo año.

 

 

US$ 558 millones para afrontar "mundialización de la guerra"

Ginebra: El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) presentó hoy, jueves, su llamamiento de fondos para el año 2000, de más de 558 millones de dólares, para hacer frente a una "mundialización de la guerra", con conflictos abiertos en más de 50 países.

El director de Operaciones del CICR, Jean Daniel Tauxe, explicó que en esa cifra no se incluye el presupuesto para sus operaciones en el norte del Cáucaso e Indonesia, donde la compleja situación que se vive hace necesario lanzar una petición independiente de dinero, que podría situarse en unos 250 millones de dólares.

De los 558 millones de dólares que pide el CICR para financiar sus operaciones en 55 países, la mayor cantidad -231 millones- se destinará a los programas en Africa, mientras que las actividades de Europa y Norteamérica contarán con 139 millones, Asia y el Pacífico, 68; Oriente Medio y el norte de Africa, 39 y Latinoamérica 35.

De esta petición global, el Comité necesita 510 millones de dólares en dinero, 29 millones en materiales y 18 en servicios. Tauxe señaló que la principal área de preocupación es Africa, porque es donde hay un mayor número de conflictos, especialmente en la región subsahariana. El mayor presupuesto en este continente será el de Angola, con 41 millones de dólares, seguido de la República Democrática del Congo, con 36; Ruanda con 28, Sudán con 27 y Somalia con 22.

Respecto a Latinoamérica resaltó la difícil situación de Colombia, donde la guerra civil supone un "serio riesgo para la población civil", aunque también citó el problema de los detenidos en Perú o la necesidad de reforzar las estructuras locales en México y Haití. Colombia recibirá 16,6 millones de dólares, México, 5; Guatemala, 4,7; Perú, 4,4; Brasil, 2,4 y Argentina 1,2.

En Europa el principal objetivo es seguir trabajando en toda la zona de los Balcanes, región a la que se destinarán 128 millones de dólares, así como en el norte del Cáucaso, donde el CICR colabora activamente con la Cruz Roja rusa, mientras que Indonesia seguirá siendo el centro de atención en Asia.

El director de Operaciones del Comité resaltó las dificultades de realizar un presupuesto para todo un año, ya que la realidad cambia día a día. En este sentido, puso como ejemplo algunas regiones, cuyos problemas se creían en vías de solución y que, sin embargo, se han reactivado en los últimos meses, como es el caso de Kosovo.

Tauxe resaltó además que el presupuesto del CICR siempre se hace en base a los conflictos existentes, lo que hace que en muchas ocasiones sea necesario hacer una ampliación del llamamiento por la aparición de nuevos problemas impredecibles, como ha ocurrido este año con Chechenia, Sierra Leona o Timor Oriental.

El Comité, que cuenta con 1.153 delegados en 59 delegaciones y con 8.790 empleados locales, se financia exclusivamente de aportaciones exteriores y, aproximadamente un 85 por ciento son donaciones gubernamentales.


Regresar a portada