Internacionales



 

Insuficiente gasto social en Latinoamérica

Santiago de Chile: El gasto que los gobiernos latinoamericanos destinan al área social todavía es insuficiente y ello impide a los países de la región lograr el acceso universal a servicios de educación básica, salud y agua potable.

Así lo revela un estudio difundido por la Comisión Económica Para América Latina y El Caribe (CEPAL), que señala que 100 millones de personas de la región viven en la pobreza, especialmente en las zonas rurales.

El informe manifiesta la necesidad de aumentar el gasto en los servicios básicos, "además de mejorar la efectividad de losprogramas". Asimismo, contiene estudios detallados sobre los recursos que destinan al gasto social 13 países de la región, al tiempo que revela sus "desiguales niveles de pobreza y desarrollo social".

Los países estudiados fueron Belice, Bolivia, Brasil, Chile. Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Jamaica, Nicaragua, Perú y República Dominicana.

Aunque se reconoce que en la mayoría de los países analizados el gasto público en servicios sociales básicos se ha incrementado en la última década, se enfatiza que "el esfuerzo es claramente insuficiente" y que "falta avanzar tanto en términos de cobertura como de calidad y equidad en los servicios sociales básicos".

El análisis "Gasto Público en Servicios Sociales Básicos en América Latina y El Caribe: análisis desde la perspectiva de la Iniciativa 20/20" se enmarca dentro de las iniciativas aprobadas en la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social que se realizó en Copenhague en 1995.

En ella se estableció que para lograr la meta de acceso universal a los servicios sociales básicos, los países en desarrollo deberían destinar a esta área por lo menos un 20 por ciento del gasto público total, mientras que las naciones desarrolladas se comprometieron a dirigir el 20 por ciento de su asistencia social al desarrollo de estos servicios básicos en países subdesarrollados.

El estudio destaca la realidad de Chile, que "se acerca a la cobertura universal en servicios sociales básicos con porcentajes bastante menores al 20 por ciento del gasto total". Sin embargo, el informe manifiesta su preocupación por la "volatilidad" del gasto social en la región, que sube o baja de acuerdo a las fluctuaciones del Producto Interior Bruto (PIB) per cápita.

"Para elevar la efectividad de las estrategias de reducción de pobreza, los gobiernos tendrán que contrarrestar la volatilidad del gasto social", recomienda el informe, en el que se insta a los países desarrollados a "realizar esfuerzos adicionales para ayudar a los países en desarrollo" a superar la pobreza.

El gasto público social en Latinoamérica entre los años 1994 y 1996 alcanzó los 255 dólares per cápita en promedio, de los cuales sólo 73 correspondieron a servicios sociales básicos (46 dólares a educación, 24 a salud y 3 a programas de agua potable rural). De forma paralela, el gasto en estos servicios sólo representó el 12,4 por ciento del gasto público total.

 

 

"Todo sistema de salud es víctima de sus éxitos"

JOAQUÍN MAYORDOMO , Sevilla (07-12-99), de EL País de Madrid

Julio Frenk, director ejecutivo
de políticas de salud de la OMS.

"Todo progreso es precario, y la solución a un problema nos sitúa ante otro nuevo". Esta cita, que es de Martin Luther King, la hizo suya Julio Frenk, director ejecutivo de Políticas de Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante la conferencia inaugural pronunciada recientemente en Sevilla, con motivo del VIII Congreso de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS), una organización que reúne a más de 3.000 profesionales españoles de todo el espectro sanitario.

Frenk trata de desgranar los grandes retos con los que tendrán que enfrentarse los sistemas sanitarios del mundo en el próximo milenio. El envejecimiento de la población en los países desarrollados y la exclusión permanente de miles de millones de personas del Tercer Mundo de la revolución sanitaria habida hasta ahora son dos de las incógnitas que, según el número dos de la OMS, se les plantearán a los Estados.

Frenk, que tituló su conferencia Estrategias de salud para el siglo XXI, se adentró en las próximas décadas y señaló que "un sistema sanitario siempre es víctima de sus éxitos". Esto lo dijo al referirse a las dificultades que van a tener los países europeos para mantener el Estado de bienestar, en especial cuando tengan que abordar políticas sociosanitarias relacionadas con la tercera edad.

"Sí, está muy bien que haya aumentado la esperanza de vida", dijo, "pero los ancianos requieren unos cuidados para los que los Estados aún no están preparados".

En España, según datos recientes de la OCDE, el gasto en servicios comunitarios relacionados con la salud es 20 veces menor que en los países del norte de Europa. Para ayudas familiares, el Estado español dedica sólo un 1,2% de su presupuesto sanitario; la UE dedica, en cambio, un 4,5% de media a este apartado, y los países nórdicos, más del 14%.

Otros datos, en este caso referidos a 1994, indican que el gasto mundial en atención sanitaria se elevaba en esa fecha a 2,33 billones de dólares, aproximadamente el 9% del PIB mundial. Sin embargo, los países industrializados, que sólo representan un 10% de las enfermedades que hay en el mundo, consumen el 90% de los recursos sanitarios. Y aún hay más, porque los pobres, que suman el 84% de la población mundial, se gastan en salud hasta un 5,8% de sus ingresos, mientras los ricos sólo un 2,6%.

Si esto es así, no es extraño que Frenk, aun reconociendo los avances "espectaculares" habidos en el mundo en materia de salud en los últimos 50 años, no quiera suprimir ni una de las propuestas que la OMS hace para el próximo siglo, que, genéricamente, resume en continuar mejorando el nivel general de salud de la población mundial; corregir las desigualdades sociales; darle una respuesta más adecuada a las expectativas legítimas de la población, facilitándole el acceso a los servicios sanitarios y reduciendo los costes y las distancias a los centros de salud para los más pobres. Frenk destaca un cuarto objetivo, que considera fundamental, y que resume así: "Es necesario que la carga financiera de la salud se distribuya equitativamente".

No es suficiente haber conseguido que casi todos los seres humanos, en los dos momentos más cruciales de su vida, el nacimiento y la muerte, estén al cuidado de un médico. Tampoco basta que la mayoría de los Estados hayan diseñado ya un sistema sanitario público. Según Frenk, la gran revolución sanitaria de este final de siglo se ha hecho con una enorme desigualdad. "Por eso, el futuro es muy incierto y complejo", anuncia.

Lo peor de los dos mundos le está tocando a los pobres. Aquellos países en vías de desarrollo tendrán que asumir una doble carga en lo que a la enfermedad se refiere: la intrínseca al subdesarrollo, protagonizada por las infecciones, y la correspondiente a las patologías ligadas a la sociedad del bienestar -diabetes, alergias, patologías cardiovasculares, envejecimiento, etcétera- y otras como las neuropsiquiátricas, que en el año 2020 serán la causa principal de la pérdida de la salud en el mundo.

La globalización de la enfermedad y la interdependencia de los países serán asimismo dos de los rasgos característicos de los primeros años del próximo siglo. "Ningún país estará seguro mientras haya enfermedades infecciosas en algún rincón del planeta", advierte Frenk. La OMS propone políticas globales. Frenk cita al tabaquismo como ejemplo de ese desplazamiento de la enfermedad de unos países a otros:

"Estados Unidos suprime su consumo interior y lo potencia en otros países con gran desarrollo demográfico, provocando y multiplicando los males que ellos han padecido hasta ahora". Asimismo critica los sistemas de salud europeos por no haber sido capaces todavía de llevar la asistencia sanitaria a todos sus ciudadanos por igual.

En su opinión, éste es el primer gran reto que tiene Occidente para el próximo siglo: conseguir la equidad en la asistencia sanitaria.Y señala un segundo: aprender a distinguir entre lo que es gastar en salud, que se lleva hasta un 93% de los presupuestos sanitarios de los Estados, de aquello que sería el camino correcto a seguir, que no es otro que el de producir salud, a la que sólo se dedica un 7% de los recursos. "Reformar los parámetros económicos para que los recursos se destinen a generar políticas saludables de prevención, en lugar de a curar el mal, es el objetivo", puntualiza este responsable de la OMS.

Frenk considera que los sistemas sanitarios europeos disponen de recursos suficiente, pero "creer que con más dinero se consigue más salud es un error", concluye.

 

Contaminación automóviles genera 80.000 muertes al año

Roma: La contaminación causada por el tráfico automovilístico provoca la muerte prematura de 80.000 personas al año en Europa, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunciados en Italia.

Los dañinos efectos de los gases emitidos por los coches se han convertido, ya, en la segunda causa de mortalidad del continente, sólo superados por las víctimas de accidentes automovilísticos, que son 120.000, un tercio de las cuales eran menores de 25 años.

Según la OMS, los residentes en las áreas urbanas tienen entre un 9 y un 33 por ciento más de posibilidades de contraer un cáncer de pulmón que el resto, independientemente de si es o no un fumador.

Los cálculos del organismo fueron hechos públicos en la presentación en Florencia (centro de Italia) de una campaña organizada por la asociación ecologista WWW y la Federación de Transportes para incentivar el uso del transporte público.

"El tráfico mata, los medios públicos ayudan a vivir", afirman las pancartas que circulan en centenares de autobuses ecológicos que estos días circulan, como parte de la campaña, en 40 ciudades italianas.

Además de su negativa incidencia sobre la salud de las personas, los automóviles ocupan una cuota considerable del espacio que dejan libre los edificios y otras infraestructuras (un 5%). También son responsables en gran medida del efecto sierra, al provocar un 7 por ciento del anhídrido carbónico de la atmósfera, una cifra que se eleva hasta el 26 por ciento en el caso específico italiano, siempre según datos de la OMS.

 

 

Los avances médicos en 1999

Por Juan Ramón Romero, de la Agencia EFE

Washington: La investigación médica ha dado en 1999 pasos fundamentales en su lucha contra las enfermedades cardíacas y ha abierto la puerta a nuevas disciplinas que, como el cultivo de células precursoras o la angiogénesis, revolucionarán el tratamiento del cáncer y los trasplantes.

Gran parte de la atención científica y pública la han acaparado este año las células "precursoras", también llamadas "totipotentes", cuando se conoció su potencialidad para ser cultivadas y desarrollarse en forma de cualquiera de los más de 200 tipos de tejidos que forman el organismo.

El mundo de los trasplantes va, sin duda, a ver una revolución en la próxima década con esta nueva disciplina, que podría permitir crear órganos enteramente humanos. Pero el uso de células precursoras ("stem cells" en inglés), es también polémico, porque las células proceden principalmente de los embriones, lo que ha motivado las críticas de grupos antiabortistas.

Las enfermedades cardíacas han atraído este año especialmente a los investigadores, porque los problemas del corazón son la causa número uno de mortalidad en los países desarrollados. En mayo, la Universidad de Stanford, en California, junto a expertos japoneses, descubrieron una nueva técnica que permitirá implantar tubos de acero y poliéster en los vasos sanguíneos dañados que van al corazón.

Poco antes, en marzo, se había descubierto la extraña relación que parece existir entre las bacterias y las dolencias cardíacas, una posibilidad cada vez más evidente que, sin embargo no ha permitido aún establecer una relación causa-efecto.

El cáncer, el conjunto de enfermedades que más atemorizan a la población, descendió en 1999 en Estados Unidos, pero aún así, los cálculos médicos permiten estimar en más de medio millón las personas que cada año mueren. El cáncer de pulmón ha sido identificado como el más mortal entre hombres y mujeres, pero los más frecuentes son el de mama en las mujeres y el de próstata en hombres.

Pero, quizás ha sido la angiogénesis, una técnica poco desarrollada en el pasado, la que más ha sorprendido a la ciencia en este año que concluye, porque las posibilidades que ofrece para el tratamiento de los tumores son realmente innovadoras.

Las investigaciones del doctor Judah Folkamn, del Instituto Infantil de la Universidad de Harvard, Massachusetts, conocidas a principios de año, provocaron una verdadera convulsión científica cuando anunció que había sido capaz de eliminar completamente con esta técnica los tumores de pulmón en ratones.

La angiogénesis, que puede tener aplicaciones contra distintas dolencias, es capaz de "estrangular" lo vasos sanguíneos que alimentan a los tumores, mediante unos fármacos obtenidos de proteínas humanas, que se denominan "angiostatin" y "endostatin".

La "apóstosis", otro sugerente término científico, que designa la muerte "programada" de las células, ha planteado un nuevo ángulo para las investigaciones médicas, porque permite identificar a los inhibidores de este proceso y quizás, operar sobre ellos.

Detrás, están múltiples posibilidades porque la "apóstosis" explica porqué las células cancerígenas son capaces de sustraerse a esta muerte programada que afecta a todas las células de los seres vivos, pero además abre la puerta a la "piedra filosofal" de la medicina, alargar la vida de las células y, por tanto, de las personas.

El tratamiento contra el sida, algo que se remonta en el tiempo al menos una década, ha tenido este año algunos hitos fundamentales. El descubrimiento del origen de la enfermedad, con la confirmación de que procede de unos chimpancés africanos que, extrañamente, no sufren la dolencia, y los avances en el cóctel de drogas para combatir al Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), han marcado los trabajos este año contra la denominada plaga de finales de siglo.

En el capítulo de los fármacos, ha sido trascendental la aprobación del uso del "Xenical" para tratar la obesidad, pero quizás ha sido más importante la toma de conciencia social sobre este problema. Las estadísticas han revelado que en EEUU, más que en ningún otro país desarrollado, una de cada tres personas es obesa y más de un 50 por ciento padece sobrepeso.

1999 ha traído también malas noticias, cuando se confirmó que la dieta rica en fibra no previene el cáncer de colon, una creencia que se había mantenido durante más de 30 años y había contribuido a una alimentación mas saludable.

Genes que regulan la presión sanguínea o que desencadenan el Mal de Alzheimer, proteínas que disuelven coágulos sanguíneos en el corazón han sido descubiertas como pequeños pasos de la investigación científica para la mejora de la salud humana.

El año acaba con la esperanza de que el deseado Mapa del Genoma Humano se concluya en los próximos años. En él puede radicar la mayor herramienta que la humanidad ha tenido nunca para combatir las enfermedades.

 

 

50% de embarazos terminan en aborto

Budapest: Un informe de la UNICEF sobre la mujer en los países centroeuropeos califica de alarmante el número de abortos -50 por ciento de los embarazos-, señaló Mihály Simay, presidente del Comité Nacional Húngaro de esa organización mundial de las Naciones Unidas dedicada a la protección infantil.

Simai explicó que desde 1992 la UNICEF realiza regularmente este tipo de análisis sobre la evolución de la situación de la mujer en 27 países ex comunistas de la Europa Central y Oriental. "Mujeres en la Transición" es el título de ese estudio, que destaca ante todo que en el área siguen aumentando las diferencias entre los varones y las mujeres.

Durante el período de transición del sistema de la economía planificada a la economía de mercado, han perdido su puesto de trabajo unos 26 millones de personas, de las que unos 14 millones son mujeres. Actualmente, el número de los desempleados en los 27 países ex comunistas llega a los diez millones y de ellos seis millones son mujeres, según señala el estudio.

"En todos los países analizados sigue creciendo la violencia contra las mujeres, sigue disminuyendo el apoyo financiero por los hijos y la mujer sigue ganando menos que el varón por el mismo trabajo", dijo Olga Toth, experta del Instituto de Sociología de la Academia de Ciencias de Hungría, quien también participó en la elaboración del informe de la UNICEF.

Esta situación económica, como también la pobreza y la discriminación creciente entre el varón y la mujer, son factores que determinan el alto el número de abortos, así como una reducción constante de los nacimientos. Mientras que en Hungría por cada 100 nacimientos de niños vivos se registran 100 abortos, en Europa Occidental esa proporción es de 20 abortos por cada 100 nacimientos.

Según el estudio, la tasa de natalidad disminuye anualmente entre un diez y un 15 por ciento en todos los países ex comunistas, al tiempo que crece el número de las madres menores de edad.

 

 

Huelga por cierre de mutualista

Montevideo: Los servicios privados de sanidad de Uruguay comenzarán una huelga de 24 horas mañana, viernes, en protesta por el cierre definitivo de la mutualista Uruguay-España, de Montevideo. La institución se clausuró hoy, jueves, por disposición de las autoridades del Ministerio de Salud Pública y el sindicato de Trabajadores de la salud convocó la huelga.

Los pacientes de la mutualista fueron derivados a otra institución privada, tras considerarse "inviable" el funcionamiento de la mutualista Uruguay-España por la grave crisis financiera que atravesaba. En Uruguay las mutualistas privadas atienden los servicios de la seguridad social en el área de la salud.

Los trabajadores de la mutualista cerrada ocuparon la sede principal en protesta por el cierre de su fuente de trabajo, mientras que el sindicato que los agrupa convocó a la huelga. La mutualista había sido intervenida meses atrás por el Ministerio de Salud Pública a consecuencia del déficit financiero y el pasivo acumulado en sus balances, que superaba los cuatro millones de dólares.

La clausura afecta a 420 trabajadores que se quedan sin trabajo. Tras indicar que "esperaban otro tipo de salida para la crítica situación de la institución", los dirigentes sindicales señalaron que para mañana tienen previstas marchas hasta los Ministerios de Salud Pública y de Economía y Finanzas para reclamar la estabilidad laboral de los trabajadores que han quedado sin empleo.

 

 

Clinton busca controlar errores en práctica médica

Washington: El presidente de EEUU, Bill Clinton, anunciará una serie de medidas para evitar daños a los pacientes derivados de errores médicos, que incluiría la adopción de salvaguardas en ese sentido en todos los seguros médicos de los empleados federales. Una fuente del Gobierno informó de que Clinton también pedirá a las instituciones federales responsables de los programas de salud, explorar vías adicionales para mejorar la seguridad de los pacientes.

Asimismo, solicitará a sus asesores incluir iniciativas para reducir los errores médicos, en el presupuesto que prepara la Casa Blanca para enviar al Congreso en los primeros meses del año 2.000, informa hoy "The Washington Post".

Clinton pedirá la opinión de los hospitales del país, cuyos responsables también darán a conocer una campaña de información para eliminar los efectos derivados de la mala práctica médica. La decisión presidencial ha sido adoptada una semana después de que un informe independiente destacara que miles de estadounidenses -entre 44.000 y 98.000- fallecen cada año como consecuencia de errores en la atención del sistema de salud del país.

Al parecer, de acuerdo con fuentes del Congreso, también los representantes de ambas cámaras pueden debatir este problema sanitario cuando reanuden su período de sesiones en enero próximo.

 

 

Empresa de aluminio advierte riesgo de cancer

Melbourne (Australia): Más de 3.000 personas, antiguos y actuales trabajadores de la empresa australiana de aluminio Alcoa, recibieron una carta de la refinería que les avisa del alto riesgo que existe de que sufran cáncer.

El aviso se produce diez años después de que Cyrill Minty, un médico del hospital Peter MacCallum de Melbourne, advirtiera del riesgo a través de un periódico local. Minty, experto en oncología, advirtió en 1989 del peligro que suponía para los trabajadores de Alcoa estar expuestos durante largos períodos al alquitrán de carbón (coal tar), un producto utilizado en la producción de aluminio.

La empresa informó en las cartas, enviadas en los últimos días, de que la exposición prolongada al alquitrán de carbón puede haber incrementado el peligro de desarrollar un cáncer de pulmón o de vejiga. La acción de Alcoa, que posee dos refinerías en Australia, se debe a un estudio publicado por su socio canadiense, Alcan, que afirma que un largo período de trabajo en una refinería en contacto con el alquitrán de carbón aumenta de forma importante el riesgo de sufrir un cáncer.

El estudio de Alcan no es el primero que llega a estas conclusiones. Las investigaciones de la Universidad Monash de Melbourne, que se iniciaron hace cinco años y que se han realizado sobre 11.000 trabajadores en refinerías australianas, muestran los mismos resultados.

El resto de refinerías de aluminio en Australia, "Tomago Aluminium" propiedad de la empresa basada en Francia "Aluminium Pechiney"; "Capral Aluminium" y "Comalco" no se han manifestado sobre el problema y no han dado ninguna información a sus trabajadores.

Los sindicatos se han mostrado alarmados por la falta de interés por parte de esas empresas y un representante de la Unión Australiana de Trabajadores ha declarado que "entre cinco y siete mil personas deberían someterse a un chequeo médico de forma inmediata".

El gobierno del estado de Victoria, donde se encuentra situada una de las dos refinerías de Alcoa, ha pedido a través de un comunicado de su ministro de Seguridad Laboral que el asunto sea tratado por el gobierno federal ya que "afecta a otros trabajadores australianos".

 


Regresar a titulares Internacionales

Regresar a portada