Oleo del maestro Demetrio Jimenez

 

Informe Especial

 

El Impacto de la Reforma (II)


 

UNIVERSIDAD DE ANTIOQUIA

FACULTAD NACIONAL DE SALUD PUBLICA

"Héctor Abad Gómez"

 

IMPACTO DE LA REFORMA DE LA SEGURIDAD SOCIAL SOBRE LA ORGANIZACIÓN INSTITUCIONAL Y LA PRESTACIÓN DE LOS SERVICIOS DE SALUD EN COLOMBIA.

Director de Investigación: Alvaro Cardona

Grupo de Investigación: Emmanuel Nieto, Ma. Patricia Arbeláez, Héctor Byron Agudelo, Blanca Miriam Chávez, Adán Montoya, Alejandro Estrada R.

(continuación Conclusiones)

Capítulo 6.3.

SOBRE LA DINAMICA DE LA MODIFICACION DE LA ESTRUCTURA DE ASEGURAMIENTO DEL SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL EN SALUD.

En lo que concierne a los cambios ocurridos en la estructura organizativa para el aseguramiento en salud durante los 5 años de implantación de la reforma, se observa que del total de 32 EPS autorizadas para su funcionamiento, 12 son públicas y 20 privadas. De las 12 EPS públicas solo 7 fueron creadas con posterioridad a la aprobación de la reforma, pues las restantes 5 (ISS, CAJANAL, CAPRECOM, CORPORANONIMAS y CAPRESOCA) existían antes de la puesta en vigencia de la nueva ley y decidieron continuar funcionando como aseguradoras dentro de la nueva reglamentación, adoptando en consecuencia la forma institucional de EPS. Obsérvese que solo 4 de las 1039 antiguas Cajas de Previsión Social existentes antes de la reforma hicieron su transito a constituirse como Entidades Promotoras de Salud: Cajanal, Caprecom, Corporanónimas y Capresoca.

Se deduce de lo anterior que el ritmo de creación efectiva de instituciones públicas aseguradoras de salud después de la vigencia de la reforma, ha sido notablemente inferior al ritmo de creación de instituciones privadas.

Al analizar la capacidad máxima de afiliación autorizada a las diferentes EPS en el año 1996, se observo que las EPS públicas tenían una capacidad máxima de afiliación en el Régimen Contributivo correspondiente al 62.2 % del total autorizado a las EPS, mientras que la capacidad máxima de afiliación de las EPS privadas era del 37.8 %. Pero las EPS públicas creadas efectivamente después de la reforma (o sea aquellas que no tenían existencia legal antes de la reforma) tenían una capacidad máxima de afiliación en 1996 de solo el 0.8 % del total de afiliaciones autorizadas en el Régimen Contributivo.

En el Régimen Subsidiado la capacidad máxima de afiliación de las EPS públicas era del 63.4 % del mercado que manejarían las EPS, mientras que el porcentaje de las EPS privadas era del 36.6 %. Las EPS públicas creadas efectivamente después de la reforma participarían con el 11.6 %. De acuerdo con estas cifras, el perfilamiento organizativo del Sistema General de Seguridad Social en Salud en el Régimen Subsidiado es a que las EPS privadas estén asumiendo un poco más de la tercera parte del mercado que manejarían las EPS en ese Régimen.

Por otra parte, y en relación también con este tema de los cambios ocurridos en la estructura organizativa para el aseguramiento en salud, se destaca que mientras en 1997 el número de Administradoras del Régimen Subsidiado (ARS) era de 205, en Diciembre de 1998 había ascendido a 241, crecimiento debido al mayor número de Empresas Solidarias de Salud (ESS) y de Cajas de Compensación Familiar (CCF) participantes, ya que por el contrario el número de EPS participantes disminuyó.

De las 17 EPS que administraron recursos del Régimen Subsidiado en el año 1998, 9 son de naturaleza públicas y 8 privadas.

Se observa además que en relación con el número total de ARS, fueron las Cajas de Compensación Familiar las que aumentaron su participación porcentual al pasar del 13.2 % en 1997 al 19.9 % en 1998. Las Empresas Solidarias de Salud disminuyeron su participación porcentual del 77.5 % en 1997 al 73.0 % en 1998. Y las EPS pasaron del 9.3 % en 1997 al 7.1. % en 1998.

En relación con la evolución del número de afiliados al sistema se observa que entre 1995 y 1997 el número de afiliados al Régimen Contributivo creció de 9184558 a 14908303, lo que significa un incremento de 5723745 afiliados. Pero para Junio de 1998 la cifra había descendido a 12552871. Las EPS que participaban con el mayor porcentaje del aseguramiento en Junio de 1998 eran el ISS con 61.4%, seguida por SALUDCOOP con 5.7 %, CAJANAL con 4.1 %, COOMEVA con 3.8 %, SUSALUD y UNIMEC con 3.2 % cada una. Es destacable el crecimiento de COOMEVA, que entre 1997 y 1998 aumento su participación en el mercado del 1.4% al 3.8%. Perdieron una importante participación del mercado entre 1997 y Junio de 1998 las siguientes EPS: SALUD TOTAL, que pasó del 2.9 % al 1.1 % (pasó de 433821 afiliados a 135716) y CAFESALUD, que pasó del 1.7% al 1.0 % (pasó de 253273 afiliados a 128934).

Si se analiza separadamente lo que ocurrió con las EPS públicas, puede observarse que el ISS aumento en 376761 su número de afiliados entre 1995 y junio de 1998, equivalente a un crecimiento de 5.1%. Por su parte CAJANAL tuvo un crecimiento del 65.4 % al aumentar en 205502 su número de afiliados entre 1995 y 1998. CAPRECOM pasó de 133638 afiliados en 1995 a 161424 afiliados en Junio de 1998, pero en 1997 había alcanzado la cifra de 243376 afiliados, lo que significa que en el ultimo periodo tuvo una importante perdida de afiliación. Las otras EPS públicas tienen un número muy pequeño de afiliados y no son significativos dentro del conjunto, pudiendo pensarse incluso que no llegaran a mantener su permanencia en el mercado.

En cuanto a la participación porcentual dentro del total de afiliados a las EPS públicas se destaca que el ISS pasó de representar el 89.9% en 1995 a representar el 87.3% en Junio de 1998. Por su parte CAJANAL pasó del 3.9% en 1995 al 5.9% en Junio de 1998 y CAPRECOM pasó del 1.6 % en 1995 al 1.8 % en junio de 1998.

Si se analiza la variación de la participación del conjunto de las EPS privadas y del conjunto de las EPS públicas en el número de afiliados al Régimen Contributivo, se observa que las privadas pasaron de 1032131 afiliados en 1995 a 4432425 en 1997, y luego descendieron el número de afiliados a 3726756 en Junio de 1998. Esto significa un incremento neto entre 1995 y Junio de 1998 del 261.1 %. Entretanto las EPS públicas pasaron de tener 8152427 afiliados en 1995 a tener 10475878 en 1997, pero luego este número descendió a 8826115 en Junio de 1998, lo que significa un aumento neto de solo 8.3% entre 1995 y Junio de 1998.

Así, puede concluirse que las EPS privadas han tenido una dinámica de crecimiento en el número de afiliados en el Régimen Contributivo, mucho mayor que las EPS públicas, lo que ha llevado a que la participación en el volumen total haya cambiado a favor de las EPS privadas al pasar del 11.2% del total en 1995 al 29.7% en Junio de 1998. En contrapartida, las EPS públicas pasaron de representar el 88.8% en 1995 a 70.3% en Junio de 1998.

Al analizar la distribución de los afiliados al régimen contributivo entre cotizantes y beneficiarios, se observó que el número de beneficiarios pasó de 5059294 en 1995 a 7616562 en 1997, significando un cambio porcentual en relación con el total de afiliados del 57,3% en 1995 a 52.6 % en 1997. Pero en Junio de 1998 la cifra de beneficiarios que fue de 6946382 represento el 56.9% del total de afiliados.

Por su parte, el número de cotizantes pasó de 3765131 en 1995 a 6853328 en 1997, representando aumento porcentual en relación con el total de afiliados del 42.7 % en 1995 al 47.4 % en 1997. En Junio de 1998, la cifra de 5251807 cotizantes representaba el 43.1 % del total de afiliados.

Se observa además que en 1995 había una gran dispersión en la manera como se distribuían en cada EPS los afiliados entre cotizantes y beneficiarios alrededor del promedio nacional del 57.3% de Beneficiarios y 42.7 de cotizantes. Así por ejemplo, CAJANAL solo tenia 22.7 % de beneficiarios, mientras que FAMISANAR tenia 79.4%, RISARALDA EPS 76.4% y SALUDCOOP 63.5%. Pero para el año 1998 esta situación había cambiado radicalmente, observándose una distribución mucho más uniforme. Así, la EPS que tenia mayor porcentaje de beneficiarios era SALUD TOTAL con 67.5 % y la que menor porcentaje tenia era el ISS con 53.9 %.

Se aprecia también que las EPS privadas han mantenido muy constante la proporción de beneficiarios en los años analizados, pues mientras en 1995 constituían el 60.8% de los afiliados, en 1998 esa proporción era del 63.3%. En este ultimo año la dispersión alrededor de la cifra promedio era muy escasa, pues los puntos extremos los constituían SUSALUD con 56.5% y SALUD TOTAL con 67.5%. Es destacable además que la proporción de beneficiarios en el conjunto de las EPS privadas del 63.3% es ampliamente superior al promedio en todo el Régimen Contributivo, que como vimos anteriormente era para 1998 de 56.9 %.

Por el contrario, las EPS públicas disminuyeron la proporción de beneficiarios en esos años, al pasar de 56.9% en 1995 a 54.2 % en Junio de 1998. Esta cifra de 54.2 % es inferior al promedio en todo el Régimen Contributivo que era de 56.9 %. La variación entre cada una de las EPS públicas alrededor del promedio es algo mayor que en las EPS privadas, pues mientras el mayor porcentaje en Junio de 1998 lo tenia CAPRESOCA con 65.6 %, el menor porcentaje lo tenia el ISS con 53.9 %.

Estas cifras están indicando que la densidad familiar tiende a ser mayor en las EPS privadas que en las públicas.

Para analizar la distribución de los cotizantes al Régimen Contributivo entre trabajadores dependientes, trabajadores independientes y pensionados, solo se dispuso de información relativa a las EPS privadas de los años 1995 y 1996 y no se dispuso de información para el ISS, Cajanal y Caprecom, lo que no permitió hacer una valoración de lo ocurrido en el conjunto del sistema dado el alto peso especifico de estas 3 instituciones. Por esa razón el análisis se circunscribe exclusivamente a las EPS privadas, asumiendo que ello puede dar alguna idea de lo que viene ocurriendo en este aspecto.

Se observó que del total de afiliados a las EPS privadas en 1995, el 84.9% eran trabajadores dependientes, el 2.5% pensionados y el 12.5% eran trabajadores independientes. Para 1996 la proporción de trabajadores independientes había descendido a 6.5%. Todo parece indicar entonces que la expectativa que se tenia de una creciente vinculación de trabajadores independientes al sistema, y así dar respuesta a una de las mayores falencias del antiguo sistema, no se esta cumpliendo.

El análisis discriminado para cada una de las EPS privadas en relación con el porcentaje de trabajadores independientes que tenían afiliados en 1996 mostró que las EPS que tenia el mayor porcentaje eran COLPATRIA EPS con 23.6 %, COLSEGUROS EPS con 15.5 % y SANITAS con 11.6 %, mientras que las que tenían menor porcentaje eran CRUZ BLANCA EPS con 0.3 %, COMFENALCO VALLE con 0.7 % y COMFENALCO ANTIOQUIA con 1.9 %.

Cuando se analizó la distribución de los afiliados del Régimen Contributivo según grupos etáreos, se observó que el grupo de menores de 1 año pasó de constituir el 2.21% del total de afiliados en 1995 a representar el 0.89% en 1996. El grupo de 1 a 4 años aumentó del 5.17% al 6.47%. El grupo entre 5 y 14 años pasó de 13.58% a 15.15%. El grupo de hombres entre 15 y 44 años pasó del 27.57% al 32.73%, mientras que las mujeres de este rango de edad pasaron de 31.48% a 25.68%. Los afiliados entre 45 y 59 años pasaron del 12.68% al 12.34%. Y los mayores de 60 años disminuyeron de 7.32% a 6.73%.

Nótese que la tendencia que se observó en estos 2 años fue que los grupos de menores de 1 año, mujeres entre 15 y 44 años y los mayores de 60 años disminuyeran su participación porcentual.

Si se analiza comparativamente el comportamiento de la participación de los grupos etáreos en las EPS privadas y en las EPS públicas se nota lo siguiente: Tanto en las EPS públicas como en las privadas el grupo de menores de 1 año disminuyó su participación al pasar en las privadas de 2.83 % en 1995 a 2.12 % en 1996 y en las públicas de 2.13% al 0.48%. El grupo de mujeres entre 15 y 44 años se mantuvo estable en las privadas (27.97 % en 1995 y 28.06 en 1996) pero disminuyo en las públicas al pasar de 31.95% en 1995 a 24.89% en 1996. El grupo de mayores de 60 años disminuyo en las privadas de 5.87% al 5.48% y en las públicas del 7.51% al 7.15%.

Resulta notable que las EPS públicas registran disminuciones más importantes que las privadas en la participación porcentual de grupos prioritarios como los menores de 1 año y las mujeres entre 15 y 44 años.

Se destaca de esta información que en las EPS privadas los grupos de menores de 4 años, entre 5 y 14 años y mayores de 60 años tenían una participación en la afiliación menor que su participación en la población total colombiana. Por el contrario, los grupos entre 15 y 44 años y entre 45 y 69 tenían una participación en la afiliación mayor que su participación en el total de la población

En las EPS públicas (con los datos parciales disponibles) se observa que los grupos de menores de 4 años y entre 5 y14 años tenían una participación en la afiliación aun menor que la que tienen las EPS privadas. Por el contrario, para el grupo de mayores de 60 años, la participación en la afiliación era mayor que la participación de ese grupo etáreo en la población colombiana, pues mientras que en las EPS públicas constituye el 7.1% de los afiliados, en la población colombiana solo constituye el 6.6 del total. Los grupos entre 15 y 44 años y entre 45 y 69 también tenían una participación en la afiliación mayor que su participación en el total de la población.

En cuanto a la distribución de los afiliados al Régimen Contributivo en las EPS privadas por Departamentos, se destaca que para 1996 en Santafé de Bogotá D.C. se concentraba el 37.30 % , en Antioquia el 18.81 % y en el Valle el 16.60 %, para un total en esos 3 departamentos de 72.71 %.

Si se analiza cómo han participado el conjunto de las EPS públicas y el conjunto de las EPS privadas en el mercado del aseguramiento a través del Régimen Contributivo en las 10 áreas metropolitanas más importantes del país, se observa para el año 1996 las EPS privadas participaban con el 31.3 del mercado, mientras que las EPS públicas participaban con el 68.7 %

El conjunto de las EPS privadas pasó de tener 874191 afiliados en 1995 a 2484469 en 1996, registrando así un incremento del 184.2 % en el periodo.

La mayor participación de las EPS privadas en 1996 se tenia en la Ciudad de Cali con 43.2% del total de afiliados al Régimen Contributivo y en Santafé de Bogotá con 38.8%, mientras que las más bajas participaciones se tenían en Pasto con el 8.9% y en Bucaramanga con 11.6% del total

Puede observarse además que las EPS privadas tuvieron la mayor variación en el número de afiliados en Santafé de Bogotá D.C. donde pasaron de tener 421099 afiliados en 1995 a 1281425 en 1996, lo que corresponde a una variación del 204 %. Le siguen en su orden Cali, donde pasaron de 93115 afiliados en 1995 a 433757 en 1996, equivalente a una variación del 365.8 % y Medellín donde pasaron de 238934 en 1995 a 387740 en 1996 significando una variación del 62.3 %.

Como conclusión puede destacarse que mientras a nivel de todo el país en 1996 las EPS privadas participaban con solo el 23.4% del aseguramiento del Régimen Contributivo, su participación a nivel de las 10 mayores Areas Metropolitanas era del 31.3 %. Esto estaría indicando probablemente una tendencia a que las EPS privadas privilegien su accionar en los grandes centros urbanos.

Acerca del número de afiliados al Régimen Subsidiado en todo el país, resulta interesante constatar que el conjunto de las EPS congregan el 42.3 % de los afiliados al Régimen Subsidiado, así: las EPS públicas el 16.6 % y las EPS privadas el 25.7 %. Mientras tanto, las Cajas de Compensación participan con el 19.7 % del total de afiliados a este Régimen y las Empresas Solidarias de Salud participan con el 38.0 %

Si el número de afiliados a estos distintos tipos de ARS se relacionan con el total de la población colombiana en 1998, que era de 40.826.816 habitantes, obtenemos su contribución a la cobertura general del aseguramiento en salud a través del Régimen Subsidiado. Ese ejercicio nos mostró que las EPS públicas cubren el 3.46 % de la población colombiana con su participación en este régimen, las Cajas de Compensación el 4.10 %, las EPS privadas el 5.34 % y las Empresas Solidarias de Salud el 7.91 %. Resulta sorprendente que la cobertura que hacen las EPS privadas con este Régimen sea superior a la que hacen las EPS públicas, que se supone deben estar más orientadas al servicio de los sectores más desprotegidos de la población.

Las EPS que tienen mayor número de afiliados de este Régimen son, en su orden, UNIMEC con 1.095.953 afiliados, CAPRECOM con 719341 y SALUDCOOP con 437.392

Las 48 Cajas de Compensación Familiar que participan en el aseguramiento del Régimen Subsidiado tienen una amplia variación en el número de afiliados. Así, mientras que la Caja de Compensación Familiar Campesina tenia en 1998 489.412 afiliados, había 20 Cajas que tenían menos de 10.000 afiliados.

Del total de 176 Empresas Solidarias de Salud que participaban del aseguramiento en el Régimen Contributivo, 77 tenían menos de 10000 afiliados, 63 tenían entre 10001 y 25000, 26 tenían entre 25001 y 50000, 8 tenían entre 50001 y 100000 y solo 2 tenían más de 100000 afiliados.

En cuanto a la manera como ha evolucionado la afiliación al Régimen Subsidiado en los departamentos del país, se observó que en Diciembre de 1998 el Departamento de Antioquia concentraba el 12.8 % de los afiliados a este Régimen, mientras que Santafé de Bogotá, D.C., Valle del Cauca y Cundinamarca concentraban el 11.0 %, el 7.0 % y el 6.4 % respectivamente, lo que significa que conjuntamente representan el 37.2 % del total de afiliados en el país.

Cuando se analizó la afiliación al Régimen Subsidiado en las 10 Areas Metropolitanas se encontró que en Diciembre de 1998 había un total de 2014485 afiliados, que representan el 23.7 % del total del país.

De ese total de afiliados el 46.5 % estaban localizados en el Area Metropolitana de Santafé de Bogotá, D.C., el 16.5 % en el Area Metropolitana de Medellín y el 11.3 % en el Area Metropolitana de Cali. Eso hace que entre estas 3 Areas congreguen el 74.3 % de los afiliados al Régimen Subsidiado en las 10 Areas Metropolitanas y el 17.6 % del total de afiliados a este Régimen en el país.

Del total de afiliados al Régimen Subsidiado en las 10 Areas Metropolitanas, el 39.0 % lo estaban a través de las Entidades Promotoras de Salud (EPS), EL 35.0 % a través de las Cajas de Compensación Familiar (CCF) y el 26.0 % a través de las Empresas Solidarias de Salud (ESS). Recuérdese que a nivel de todo el país las EPS participaban con el 42.3 %, las Cajas de Compensación Familiar con el 19.7 % y las Empresas Solidarias de Salud con el 38.0 %.

Las áreas metropolitanas en las que las Empresas Solidarias de Salud participaban con el mayor porcentaje son Bucaramanga, donde tienen el 58% de los afiliados y Villavicencio, donde tienen el 50.5 %. Por el contrario, las áreas metropolitanas donde las Empresas Solidarias de Salud tienen menor participación son Pereira con 0%, Pasto con 19.2 %, Santafé de Bogotá con 21.4% y Medellín con 24.8 %.

Las áreas metropolitanas en las que las Cajas de Compensación Familiar participan con mayor porcentaje son Medellín con 53.3 % de los afiliados y Manizales con el 44.8 %.

Las áreas metropolitanas en las que las Entidades Promotoras de Salud participan con mayor porcentaje son Pereira con 89.3 % de los afiliados y Pasto con el 76.4 %.

 

6.4. SOBRE LA DINAMICA DE LA COBERTURA DEL ASEGURAMIENTO DE LOS RIESGOS DE SALUD.

La cobertura total lograda en el país con el Régimen Contributivo pasó del 23.83% en 1995 al 37.11 % en 1997, pero descendió al 30.8% en Junio de 1998. Entre 1995 y 1998 las EPS públicas (más Entidades Adaptadas) pasaron de participar con una cobertura del 21.15% al 21.6% del total de la población, mientras que las EPS privadas aumentaron su participación de 2.68 % en 1995 al 9.1% en 1998.

Entre 1995 y 1998 el ISS tuvo un aumento de 376761 afiliados, correspondiente a una variación de 5.1%. Esto hace que para 1998 el ISS haya sido el responsable de una cobertura del 61.4% de los afiliados al Régimen Contributivo. Entretanto, las otras EPS públicas pasaron de 479608 afiliados en 1995 a 769535 en 1998, significando un crecimiento positivo de 60.45 %. Con esta cifra, eran responsables de una cobertura del 6.13% de los afiliados al régimen contributivo. Las EPS privadas pasaron de 1032131 afiliados en 1995 a 3726756 en junio de 1998, para un crecimiento del 261.1% y una cobertura del 29.7% de los afiliados a este régimen.

Con respecto a la cobertura lograda con el Régimen Contributivo en las 7 áreas metropolitanas se observa que en todas ellas hubo importantes incrementos del porcentaje de afiliados cotizantes con respecto a la población total entre el año 1992 y 1996. Así, en Santafé de Bogotá, el porcentaje de afiliados cotizantes con respecto a la población total pasó de ser el 22.7 % en 1992 a 27.6 % en 1996; en Medellín varió del 20.3 % al 30.0 %; en Pereira pasó del 17.5 % al 26.6 %y en Manizales del 22.6 % al 24.0 %.

Para las 7 Areas Metropolitanas en su conjunto, la cobertura de aseguramiento en salud aportada por los cotizantes pasó del 19.9 % en 1992 al 25.5 % en 1996.

La cobertura total lograda en el país con el régimen Subsidiado pasó del 12.1% en 1995 al 18.3 % en Junio de 1998. Sin embargo, este crecimiento de los afiliados al régimen subsidiado ha tendido a correr paralelo al crecimiento de la población total, lo que no permite decir que ha habido un aporte significativo del aseguramiento en este Régimen a resolver el problema de falta de cobertura de los riesgos de salud en el país.

La cobertura total lograda en el país con los 2 regímenes a Junio de 1998 era de 49.1% de la población colombiana, distribuida así: 18.3 % a cargo del Régimen Subsidiado y 30.8% a cargo del Régimen Contributivo.

Esta cifra pone de manifiesto que tan lejos se está de lograr la cobertura universal en el año 2001 que se propuso la reforma. Si se repara en la tendencia general del aseguramiento, puede observarse que hubo un crecimiento del número absoluto de afiliados entre 1995 y 1997, pero luego hubo un descenso para Junio de 1998 que significó una reducción del 5.5% de cobertura. Conjugados el crecimiento inicial de la afiliación y el posterior descenso, se aprecia que no hay una tendencia muy dinámica al crecimiento de la afiliación que permita estar esperanzados en rápidos progresos de la cobertura en los próximos años. Por supuesto que la explicación a esto hay que buscarla en las condiciones generales de la economía del país, en sus variables de empleo y generación de riqueza.

La cobertura total lograda con los dos regímenes en las 11 áreas metropolitanas en el año 1996 era del 54.8 %, distribuida así: 2.6 % a cargo del Régimen Subsidiado y 52.2 % a cargo del Régimen Contributivo.

Mientras en estas Areas Metropolitanas el Régimen Contributivo aportaba en 1996 una cobertura del 52.2 %, en la totalidad del país solo aportaba el 36.4 %. Por su parte el Régimen Subsidiado solo aportaba el 2.6% de cobertura en las áreas metropolitanas y en la totalidad del país aportaba el 15.2 %.

Es importante destacar además que mientras en Santafé de Bogotá la cobertura era del 57.4 % (1.4 % con el Régimen Subsidiado y 56.0 % con el Régimen Contributivo) y en Medellín era del 63.7 % (5.0 % con el Régimen Subsidiado y 58.6 % con el Régimen Contributivo), en Montería la cobertura era de solo el 36.2 % (0.3 % con el Régimen Subsidiado y 35.9 % con el Régimen Contributivo)

De otro lado, del total de afiliados al Sistema General de Seguridad Social en Salud en las 10 Areas Metropolitanas, el 40.1 % se concentraba en Santafé de Bogotá, el 20.2 % en Medellín, el 12.6 % en Cali, el 7.4 % en Barranquilla y el 5.9 % en Bucaramanga. O sea que en esas 5 áreas metropolitanas se concentraba el 86.2 % del total de afiliados en las 10 áreas.

 

6.5. SOBRE LA DINAMICA DE LA EQUIDAD EN EL ASEGURAMIENTO DE LOS RIESGOS DE SALUD.

Cuando se comparó la razón Afiliados al Régimen Contributivo/Población en cada uno de los departamentos del país para el año 1997, se encontraron grandes diferencias entre ellos. Mientras que en Santafé de Bogotá D.C, Valle del Cauca y Antioquia esa razón es de 0.67, 0.51 y 0.50 respectivamente, en los departamentos de Choco, Nariño y Bolívar la razón solo alcanza las cifras de 0.07, 0.10 y 0.11, en su orden. Estas cifras traducen que las grandes diferencias regionales que hay en términos de empleo y calidad del empleo se manifiestan también en los niveles diferenciales de aseguramiento en salud a través del Régimen Contributivo.

La comparación de la razón Afiliados al Régimen Contributivo/Número de desocupados en los distintos departamentos también mostró grandes diferencias. Mientras que en Santafé de Bogotá D.C., Antioquia y Caquetá por cada desempleado habían 13.99, 10.78 y 12.58 afiliados al Régimen Contributivo, en Nariño, Bolívar y Choco esas cifras eran solo de 2.11, 2.72 y 3.44 respectivamente. Estos resultados indicarían que en los primeros departamentos los problemas de aseguramiento en salud derivados del desempleo están mejor "diluidos" que en los últimos.

La comparación de la razón Afiliados al Régimen Contributivo/PIB Departamental permitió observar que en los departamentos de Atlántico, Risaralda y Antioquia esa razón era de 24.5, 23.5 y 20.2 respectivamente, mientras que en la Guajira, Bolívar y Choco esa razón era de solo 4.9, 6.9 y 9.3 en su orden.

La razón Afiliados al Régimen Contributivo/PIB percápita Departamental, mostró que mientras Santafé de Bogotá D.C. y Antioquia tenían razones de 117 y 106 respectivamente, en la Guajira esa razón era de solo 2 y en Choco de 4.

Estos datos denotan que en relación con el aseguramiento a través del Régimen Contributivo hay una relación directa entre indicadores de riqueza y aseguramiento, haciendo que los departamentos más pobres sigan manteniendo peores indicadores de aseguramiento.

La comparación de la razón Afiliados al Régimen Subsidiado/Población NBI para el año 1997 evidenció que se mantiene una gran inequidad en el aseguramiento mediante este régimen. Seria de esperarse que cualquiera que fuera el departamento, hubiera un número semejante de afiliados por cada habitante con necesidades básicas insatisfechas, y que por tanto todos los departamentos estuvieran cerca de la razón calculada para todo el país que es de 0.48. Pero no ocurrió así: mientras que para 1997 la razón en Santafé de Bogotá era de 0.87, en Boyacá de 0.73 y en Cundinamarca y Santander de 0.69, en otros departamentos la razón era tan baja como 0.18 en Córdoba, 0.21 en Magdalena y 0.26 en Caquetá.

También se constató que hay grandes diferencias de una Area Metropolitana a otra cuando se compara la razón Afiliados al Régimen Contributivo/ Población. Mientras que en 1997 en Santafé de Bogotá D.C. y Medellín esa razón era de 0.6, en Areas como Ibagué y Montería esa razón era de solo 0.001 y 0.003 respectivamente.

Si se compara la razón Afiliados al Régimen Contributivo/Número de desocupados, se observan también grandes diferencias. Mientras que en Santafé de Bogotá D.C., Barranquilla y Medellín por cada desempleado había 12.8, 9.6 y 9.3 afiliados al Régimen Contributivo, en Bucaramanga, Pereira y Montería esas cifras eran solo de 5.2, 5.9 y 36.5 respectivamente.

De otro lado, mientras en el total del país la razón Afiliados al Régimen Contributivo/Número de desocupados era en 1997 de 8.71, en el conjunto de las 11 Areas Metropolitanas esta razón era de 9.7, pero las únicas Areas Metropolitanas que estaban por encima del promedio nacional eran Santafé de Bogotá, Barranquilla, Medellín y Cúcuta.

La razón Afiliados al Régimen Subsidiado/Número de desocupados para el año 1996 era en Medellín y Bucaramanga de 0.8, mientras que en Montería, Ibagué y Manizales esa razón era igual o inferior a 0.1. Llama la atención que en Santafé de Bogotá esa razón era de solo 0.3. Para el conjunto de las 11 Areas Metropolitanas esta razón era de 0.5

La razón Afiliados al Régimen Subsidiado/Población con Necesidades Básicas Insatisfechas era de 0.4 para las Areas de Medellín, Bucaramanga y Cúcuta y solo de 0.1 para Santafé de Bogotá, Cali y Barranquilla y aun inferior para Manizales. Para le conjunto de las 11 Areas Metropolitanas la razón era de 0.2

La razón Afiliados al SGSSS/Número de desocupados para el año 1996 evidencia una gran diferencia entre las distintas Areas Metropolitanas. Mientras que en Manizales esta razón era 13.3, en Santafé de Bogotá de 13.1 y en Medellín de 10.4, en Pereira la razón era de solo 3.3 y en Cúcuta de 5.3. Para el conjunto de las Areas Metropolitanas la razón era de 10.2

Cuando se analizó el aseguramiento en todo el país según los distintos grupos de edad en el año 1996 se encontró que solo el 21.1% de la población entre 0 y 4 años, el 24.0% del grupo entre 5 y 14 años y el 41.5% del grupo entre 15 y 44 años, estaba afiliada al Régimen Contributivo. Entretanto, el 42.0% del grupo entre 45 y 59 años y el 35.6% de los mayores de 60 años estaban asegurados mediante ese Régimen.

Esto podría estar indicando que el Sistema de Seguridad Social en Salud no esta obteniendo logros satisfactorios en el aseguramiento de la población más joven. Posiblemente esto tenga relación con las dificultades que hoy se tienen para acceder a empleos estables, situación que afecta en mayor medida a la población más recientemente vinculada al mercado laboral, y como consecuencia resultando afectadas las posibilidades de aseguramiento de sus familias, que están integradas por personas de escasa edad.

 


Regresar a Portada